eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Después de cuatro meses, el juicio del Madrid Arena entra en su recta final

- PUBLICIDAD -
Después de cuatro meses, el juicio del Madrid Arena entra en su recta final

Después de cuatro meses, el juicio del Madrid Arena entra en su recta final

El juicio del Madrid Arena entra esta semana en su recta final tras haber transcurrido cuatro meses desde que la Sección Séptima de la Audiencia Provincial comenzase a dirimir la responsabilidades de los 15 acusados por la tragedia que se cobró la vida de cinco jóvenes la noche de Halloween de 2012.

Tras haber concluido la fase testifical y pericial y haber elevado a definitivas las conclusiones de todas las partes, esta semana comienzan las sesiones en las que la Fiscalía, las defensas y las acusaciones populares y particulares darán cuenta al tribunal de sus informes.

Esta última fase de la vista oral se alargará previsiblemente unos quince días para que en la tercera semana de mayo los acusados puedan ejercer su derecho de "última palabra" si es que así lo desean. Momento en el que el juicio quedará visto para sentencia.

Fue el 8 de enero cuando dio comienzo la primera sesión de uno de los juicios más mediáticos que se recuerdan en Madrid, con 60 medios y más de 200 profesionales acreditados, en el que se ha tratado de depurar las responsabilidades de las cinco muertes ocurridas en un pabellón con evidentes carencias e importantes fallos de seguridad.

Allí fallecieron las jóvenes Belén Langdom, Cristina Arce, Rocío Oña, Katia Esteban y María Teresa Alonso, de entre 17 y 20 años, a causa de la avalancha mortal que se produjo en uno de los vomitorios del recinto, y para cuyas familias la Fiscalía pide entre 343.700 y 243.600 euros de indemnización.

Durante estos cuatro meses el tribunal, presidido por la magistrada Luisa Aparicio Carril, ha escuchado más de un centenar de testimonios y ha visionado grabaciones de la angustia y el horror que se vivió aquella noche.

El juicio comenzó con quince acusados, cuatro responsables civiles directos y seis subsidiarios. Uno de ellos, el que fuera máximo responsable de la Policía Municipal, Emilio Monteagudo, se sentó en el banquillo a petición de las acusaciones particulares y no de la Fiscalía.

Junto a los cinco homicidios por imprudencia grave, trece de los acusados han debido responder a lo largo de la vista de los dieciséis delitos de lesiones por imprudencia grave -reducidos ya a quince por la fiscal-, y otros dos procesados de dos homicidios por imprudencia grave profesional.

Si bien, a estas alturas del juicio y con las conclusiones definitivas de las partes ya formuladas, la Fiscalía ha levantado la imputación al técnico de operaciones de la empresa municipal Madrid Espacios y Congresos (Madridec), José Ruiz Ayuso, quien rompió a llorar tras conocer la noticia.

Con todo, el Ministerio Público mantiene su petición de cuatro años de cárcel para el principal acusado, el promotor del evento Miguel Ángel Flores, y reducido de dos años y medio a un año y seis meses de prisión la petición de pena para los jefes del equipo médico del evento, Simón y Carlos Viñals.

Han pasado tres años y medio desde que se celebrase aquella fiesta en la que se sobrepasó el aforo -la Fiscalía calcula que en más de 6.000 asistentes-, se abrió un portón por el que se colaron 3.000 personas que hacían un macrobotellón fuera y en la que se fueron cerrando accesos a lo largo del pabellón, lo que pudo causar la avalancha mortal, entre otras negligencias más.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha