eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Detenidos 35 miembros de una organización criminal dedicada al tráfico internacional de heroína

Se han intervenido más de 83 kilos, la mayor parte en un barco que recaló en Ucrania y que permitió remplazar la carga y balizarla

- PUBLICIDAD -

Una operación policial llevada a cabo por Mossos d'Esquadra, Policía Nacional, Guardia Civil y el Servicio de Seguridad de Ucrania han llevado a cabo una operación en la que se ha una macro organización internacional dedicada al tráfico de drogas, especialmente con heroína de gran pureza.

Según ha informado el Ministerio del Interior, hasta ahora se ha detenido a 35 personas, de las que 25 han ingresado en prisión, y se han intervenido más de 83 kilos de heroína de gran pureza, con un valor de más de 6 millones de euros, en la que se considera "la operación policial más importante de la década en España".

También se ha decomisado un kilo de cocaína y 260 gramos de marihuana, y se han bloqueado cuentas bancarias, activos patrimoniales e intervención de dinero por un valor de más de un millón de euros. La mayor parte de la droga se decomisó en Odessa (Ucrania), y los investigadores la remplazaron por arena y pusieron balizas para seguir la carga.

La investigación se inició en abril de este cuando efectivos de la Unidad de Investigación del Baix Penedès de los Mossos detectaron un punto de venta de heroína y cocaína en una vivienda de El Vendrell (Tarragona) regentado por tres personas, un portugués y dos españoles, que distribuían la droga las 24 horas del día.

Durante la investigación se detectó la vinculación de una cuarta, con domicilio en la ciudad de Barcelona, encargada de suministrar la droga.

Este suministrador estaba en connivencia con otras dos personas, todas ellas originarias de Guinea Bissau, que abastecían de heroína a varios traficantes de Cataluña y de varios países de Europa.

Los Mossos averiguaron que estos estaban subordinados a otro hombre, de nacionalidad guineana y con domicilio en Madrid, que era su fuente de abastecimiento y un importante distribuidor de heroína y cocaína en España y otros países de la Unión Europea como Portugal, Francia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Suecia, Finlandia, Suiza y Rumanía.

La primera aprehensión de droga se produjo en Burdeos (Francia) donde uno de los miembros de la organización guineana de Barcelona fue detenido con 100 gramos de heroína e ingresó en prisión tras pasar a disposición judicial ante las autoridades francesas. Los investigadores fueron perfilando las rutas y canales de venta utilizados por los investigados que confluían en la localidad de El Vendrell, último peldaño de la venta.

Después, los Mossos y el Cuerpo Nacional de Policía destaparon una de las principales vías de suministro, liderada por paquistaníes afincados en Barcelona.

Al mismo tiempo, la Guardia Civil y el Servicio de Seguridad de Ucrania habían puesto en marcha una operación conjunta a raíz del hallazgo de 71,6 kilos de heronía en la ciudad de Odessa, oculto en un cargamento de maderas en un contenedor trasladado vía marítima desde Pakistán que tenía que ser trasladado por tierra hasta la provincia de Barcelona. En Odessa la droga se remplazó por arena y se pusieron balizas para hacerle un seguimiento.

HÚNGAROS, RUSOS, PAQUISTANÍES Y ESPAÑOLES

Un Equipo Conjunto de Investigación entre los tres cuerpos puso en marcha un de un operativo policial en las localidades de Barcelona y Cubelles que se saldó con la interceptación de la carga el 27 de agosto y la detención de cinco hombres y una mujer, de nacionalidades húngara, paquistaní y española. Todos ellos ingresaron en prisión.

Después, el 14 de septiembre de 2015 se detuvo a los dos jefes de la organización paquistaní y la mujer de uno de ellos, de nacionalidad rusa, en Barcelona y Badalona. Los dos hombres ingresaron en prisión y la mujer quedó en libertad con cargos.

Una semana después, el día 23, se detuvo a un hombre de nacionalidad dominicana, que ingresó en prisión. Durante la entrada y registro en su domicilio se localizó un laboratorio de síntesis y procesamiento de cocaína y heroína, 908 gramos de cocaína, 20 de heroína y pequeñas cantidades de otras sustancias tóxicas, además de balanzas de precisión y equipamiento para llevarlo a cabo.

La desarticulación del grupo culminó el 9 de octubre con la detención de un hombre español que se ocultaba en el barrio de Sant Cosme de El Prat de Llobregat (Barcelona) y que también ingresó en prisión.

UN CORREO HUMANO EN AUTOCAR

En cuanto a la vía de suministro formada por ciudadanos de Guinea Bissau, el pasado 13 de septiembre mossos y policías detuvieron a un correo humano que transportaba 223 gramos de heroína en la línea regular de autocar entre Madrid y Barcelona.

Cuatro días después se detuvo a los jefes de la organización y, en sendos dispositivos en Barcelona y Hospitalet de Llobregat se intervinieron 536 gramos de heroína, sustancias de corte, útiles de manipulación, básculas de precisión y 4.520 euros, además de material informático y documentación diversa.

Por último, el 19 de octubre culminó la desarticulación de la rama guineana con la entrada y registro, en Barcelona, en el domicilio de un español al que se le intervinieron pequeñas cantidades de heroína, cocaína y 73.040 euros, además de documentación diversa, anotaciones relacionadas con los envíos y aparatos electrónicos. Los cuatro arrestados ingresaron en prisión.

El 29 de septiembre en El Vendrell se intervinieron 356 gramos de heroína, 375 de marihuana, sustancia de corte, 10.210 euros y ordenadores y fueron detenidas ocho personas, tres de las cuales ingresaron en prisión.

ÚLTIMO CANAL DE SUMINISTRO

El último canal de suministro se ubicó en Madrid y se averiguó que era una organización liderada por un ciudadano turco que se relacionaba con tres grupos criminales encabezados por personas rumanas, búlgaras y guineanas, respectivamente.

Una de estas facciones estaba liderada por un búlgaro que disponía de un chalet en la localidad de Meco (Madrid). El pasado 9 de octubre la Policía entró e intervino 5,2 kilos de heroína turca de gran pureza, dinero en euros y dólares, tres vehículos de gran cilindrada, una pistola con silenciador y un contador de billetes. Fueron arrestadas tres personas de nacionalidad búlgara, dos de las cuales ingresaron en prisión y otra quedó en libertad con cargos.

La investigación siguió en el grupo distribuidor, que tuvo que acudir a otros proveedores. Los agentes llegaron a otra organización especializada en la introducción de heroína mediante correos humanos, que la transportaban en trayectos de líneas regulares de autocares en maletas de doble fondo. La organización la dirigía un importante narcotraficante rumano desde una prisión de Rumania, donde actualmente cumple condena por tráfico de drogas y está prófugo de la justicia española.

La detección de dos correos el 19 de octubre, cuando viajaban hacia España transportando una importante cantidad de heroína, puso en alerta a los investigadores. Al día siguiente, se les detuvo cuando se disponían a distribuir la sustancia estupefaciente.

En el registro de sus domicilios, situados en Madrid, se intervinieron 5 kilos de heroína turca, más de 20.000 euros y utensilios para manipular la heroína. Se detuvo a seis personas, cinco rumanos y un guineano. A excepción de dos de ellos, que quedaron en libertad con cargos, los otros ingresaron en prisión.

El punto y final de la operación, hasta ahora, tuvo lugar el 2 de noviembre de 2015, con la detención en Madrid de la cabeza de la organización turca, quien ingresó en prisión tras pasar a disposición judicial de la Magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de El Vendrell, instructora de toda la investigación. La operación no se da por completamente finalizada ya que todavía quedan detenciones pendientes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha