eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Detienen a 19 personas por tráfico de inmigrantes y falsificación de documentos

- PUBLICIDAD -

Un total de 16 personas sospechosas de haber traficado con inmigrantes indocumentados y falsificado documentos a gran escala han sido detenidas en Grecia y tres más en la República Checa, en el marco de dos investigaciones paralelas coordinadas por la Oficina Europea de Policía (Europol).

Esta agencia europea con sede en La Haya informó hoy de estas detenciones, resultado de unas pesquisas llevadas a cabo para desmantelar una red de grupos del crimen organizado implicados en la "producción masiva y la distribución de documentos falsificados", como pasaportes, tarjetas de identidad y visados para ciudadanos de países terceros, es decir de fuera de la Unión Europea.

Esos documentos fueron transportados mediante compañías postales a Estados miembros de la UE y a otros países en África, Oriente Medio y Asia, indicó Europol en un comunicado.

Los documentos falsos se entregaron después a inmigrantes indocumentados para que pudieran entrar con ellos en la UE o legalizar su estancia en Europa.

En Grecia se detectó una estructura basada en Atenas compuesta por dos grupos delictivas diferentes que operaban en paralelo, creando de esta manera una sofisticada red de traficantes con inmigrantes indocumentados.

El primer grupo estaba compuesto por nacionales de Bangladesh y el segundo por sudaneses.

Los bangladeshíes enviaron a través de servicios de correo al menos 126 paquetes con documentos de viaje, y los sudaneses 431, en el curso del año pasado solamente.

Cobraban por los documentos falsos entre 100 y 3.000 euros, dependiendo de su calidad, el tipo y el país de emisión.

Los documentos incluían pasaportes, tarjetas de identidad, visados para el área Schengen, licencias para conducir, tarjetas de registro de demandantes de asilo y permisos de residencia.

En paralelo, la Policía checa comenzó a investigar en noviembre de 2014 a otro grupo que compraba en la República Checa documentos de identidad o de viaje robados o perdidos antes de enviarlos a Grecia para alterarlos con ayuda de los grupos delictivos basados en Atenas, explicó Europol.

Los productos finales fueron devueltos después a la República Checa y distribuidos a través de empresas de correo a potenciales clientes de países terceros.

El grupo checo también fabricó visados Schengen falsos.

Durante la operación que tuvo lugar en Grecia el pasado 25 de mayo, Europol desplegó una oficina móvil en Atenas para asistir a las autoridades griegas en los análisis de inteligencia sobre el terreno y facilitar el intercambio de información.

Organizó además varias reuniones operativas y dio apoyo analítico en la investigación, que "ya ha permitido la identificación de nuevos vínculos, que llevan a Italia, España y Austria", indicó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha