Focos

Diecisiete detenidos y 1.500 kilos de hachís incautados a una red en Cádiz

- PUBLICIDAD -
Diecisiete detenidos y 1.500 kilos de hachís incautados a una red en Cádiz

Diecisiete detenidos y 1.500 kilos de hachís incautados a una red en Cádiz

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una organización que introducía importantes cantidades de hachís por la costa gaditana y al robo de alijos a otras bandas, en una operación conjunta en la que han sido detenidas 17 personas y en la que se han incautado 1.500 kilos de droga.

En la denominada "Operación Yogui" los agentes han incautado a esta red dos embarcaciones, catorce vehículos, entre ellos tres todoterreno sustraídos y con placas de matrícula falsas, y un arma de fuego ilegal municionada y lista para ser utilizada.

Según han informado hoy la Policía y la Guardia Civil en una nota de prensa, la denominada Operación "Yogui" se inició a principios del pasado febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una red dedicada a la introducción de hachís por la costa entre Conil de la Frontera y San Fernando, que estaría liderada por un viejo conocido de los agentes, el "Bubu".

El "Bubu" había salido de prisión hacía dos años y había rehecho su organización de narcotráfico, apoyándose en familiares y amigos de su máxima confianza.

Las primeras investigaciones permitieron atribuir a esta red la introducción de un alijo por la playa de Camposoto, en San Fernando, a través de la que los agentes pudieron desvelar el organigrama de la organización.

Posteriormente los agentes constataron que el jefe se desplazaba frecuentemente a Marruecos para mantener reuniones con sus dos suministradores de hachís marroquíes.

Estas reuniones, según la nota, también se mantenían en España, ya que ambos marroquíes tenían residencia en la provincia de Barcelona.

Durante la investigación se detectó el robo de 25 kilos de hachís en un chalé de Chiclana de la Frontera, así como el envío por parte de los suministradores de 35 kilos de hachís para su reparto al norte del país mediante el sistema de "go fast", oculto en el doble fondo de un vehículo y utilizando a uno de los proveedores como vehículo lanzadera.

Los investigadores sospecharon que la banda se estaba abasteciendo de dinero para financiar la entrada de un alijo de mayor calado por vía marítima, con el que reanudar la actividad de narcotráfico que se interrumpió tras el ingreso en prisión del jefe.

Se trataba de 600 kilos de hachís ocultos que trasladaron al puerto de Conil en un doble fondo de una embarcación que fue interceptada por los agentes, que detuvieron a los dos tripulantes.

En agosto, cuando se suponía que la banda del "Bubu" estaba dando cobertura a otra organización criminal que pretendía introducir un alijo por la costa gaditana, en realidad planeaba robarles la droga.

En aquel episodio, un dispositivo policial se incautó de cerca de 800 kilos de droga que habían llegado a la playa, dentro de un cargamento del que la organización del "Bubu" consiguió robar cinco fardos de 30 kilos cada uno, "lo que propició no pocos intentos de ajustes de cuentas" entre ambas redes, según la nota.

Los agentes llegaron a abortar el secuestro de uno de los conductores de los vehículos de la red del "Bubu" que debían sacar la mercancía de la playa, al que dos hombres, que fueron detenidos, habían montado ya en un vehículo amenazándole con una pistola.

Los investigadores llevaron a cabo entonces la operación policial, en la que se llevaron a cabo ocho registros simultáneos tanto en Cádiz como en Barcelona y se procedió a la detención de trece miembros de la red.

La operación ha sido tutelada por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de los de San Fernando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha