eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diputado Urquizu (PSOE) pide "prudencia" y "tranquilidad" para plantear un congreso federal

El diputado del PSOE al Congreso por Teruel, Ignacio Urquizu, ha afirmado este martes en Zaragoza que plantear un congreso federal de este partido exige "prudencia, pausa y tranquilidad".

- PUBLICIDAD -
Diputado Urquizu (PSOE) pide "prudencia" y "tranquilidad" para plantear un congreso federal

Urquizu ha intervenido en el ciclo 'Los nuevos políticos en España', que ha estrenado este martes la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA).

Si bien Pedro Sánchez "tiene sus razones" para plantear la convocatoria de un congreso federal y "está dentro de su responsabilidad", el diputado turolense ha opinado que "esto tenía que hacerse con un poquito más de tranquilidad, pausa y prudencia", es decir, que "tenía que haberse reflexionado un poco más", apuntando que en el Comité Federal del próximo sábado estos asuntos se pondrán sobre la mesa.

En declaraciones a los medios de comunicación, con motivo de su intervención Urquizu ha señalado que es el Comité Federal el que tiene que decidir sobre la convocatoria de elecciones primarias, aunque se ha alineado con el presidente del Gobierno de Aragón y secretario general del PSOE regional, Javier Lambán, al afirmar que "la gente nos ha mandado al rincón de pensar y ese es el sitio que tenemos que ocupar".

"Para pensar uno necesita tiempo, no puede precipitarse", ha continuado Urquizu, argumentando que "lo que está en juego no es el Gobierno en el corto plazo", sino que la decisión es "quién tiene que ser líder del PSOE y, por lo tanto, estamos hablando de otras cosas". De esta forma, el Comité Federal tiene que pronunciarse, ha dicho Urquizu, insistiendo en que "necesitamos algo más de dos semanas".

A preguntas de los medios de comunicación, Urquizu ha rechazado que Sánchez deba dimitir, aunque ha apostillado que "si tomas una decisión y pierdes votaciones sistemáticamente, y aun así crees que sigues siendo la persona adecuada, tienes que explicar a todo el mundo por qué sigues tomando esa decisión". "Eso lo tiene que explicar él", ha aseverado.

TODOS RESPONSABLES

El diputado ha afirmado que "somos responsables todos", no solo el secretario general, de lo que le ocurre a este partido en la actualidad, incidiendo en que "no podemos reducir la responsabilidad a una persona de lo que le pasa al PSOE, seguramente somos responsables todos", en alusión expresa a los parlamentarios y a quienes están gestionando en la actualidad las comunidades autónomas, pero "a partir de ahí lo que necesitamos es un debate" para analizar "cómo estamos" y "cuando sepamos veremos cuáles son los factores que hay detrás y cuál es el grado de responsabilidad de cada uno".

Ignacio Urquizu ha asegurado que este "no es un problema ideológico", sino "de capas sociales", haciendo notar que "hemos perdido el apoyo de aquellas sociedades más dinámicas, las grandes ciudades, las comunidades que tienen un desarrollo económico mucho mayor que otras".

"La explicación no va por que el PSOE tenga que irse a la izquierda o el centro", sino que "tiene que ver con una sociedad que ha cambiado profundamente y tenemos que ofrecerles un proyecto político a esa sociedad, bastante distinta a la que había en los años 80 y 90".

DIVIDIDOS

Por otra parte, Urquizu ha comentado que los votantes del PSOE "están profundamente divididos" y han evolucionado en pocos meses, lo que exige a la dirección de este partido "ejercer un cierto liderazgo e intentar tomar la decisión correcta", teniendo claro que "lo importante es tener un proyecto político para tu país" sin ser "insensible" a lo que piensan los militantes. Hay "una gran fragmentación interna", ha agregado.

Modernizar el proyecto del PSOE guarda relación con "abrir debates que a veces llevan mucho tiempo produciéndose en otros ámbitos", en alusión a la sanidad, la educación o las reformas económicas. "Eso no se puede personalizar en una persona", sino que "tiene que ver con conectar otra vez con la sociedad", ha dicho Urquizu, añadiendo que esta situación es "algo que en 2011 ya estaba pasando".

Ha insistido en que "lo que le está pasando al PSOE no es algo que no haya pasado antes", apuntando que en el Reino Unido y Alemania entre dos etapas de gobierno de izquierdas pasó más de una década, años atrás, y en España hubo un periodo de ocho años, entre 1996 y 2004.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha