eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dirigentes del Congreso de EEUU consideran injustificable ataque de Dallas

- PUBLICIDAD -
Dirigentes del Congreso de EEUU consideran injustificable ataque de Dallas

Dirigentes del Congreso de EEUU consideran injustificable ataque de Dallas

Líderes demócratas y republicanos del Congreso de Estados Unidos consideraron injustificable en cualquier circunstancia el ataque que se produjo anoche de manera coordinada en el centro de la ciudad de Dallas, en el estado sureño de Texas, en el que murieron cinco policías y otras nueve personas resultaron heridas.

"No hay ninguna causa o contexto en el que se justifique esta violencia, este tipo de terror. Ninguno en absoluto", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, en el pleno.

"Habrá tentación de dejar que nuestra ira endurezca nuestras divisiones", dijo el dirigente conservador al pedir unidad frente a este tipo de hechos.

Ryan insistió en que "los pocos autores del mal" no representan a EEUU, no tienen el control, y reiteró, en consonancia con el presidente del país, Barack Obama: "se hará justicia".

"Estoy de acuerdo con el presidente (Ryan) en que los episodios de este tipo no deben profundizar nuestras divisiones, sino que nos deberían unir como país", dijo la líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

"Todos estamos horrorizados por este acto despreciable de violencia y compartimos la conmoción y el dolor de los oficiales muertos, sus seres queridos y toda la comunidad de Dallas", añadió la legisladora por California.

Por su parte, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, calificó el acto como "repugnante", y consideró que "no hay justificación alguna para perpetuar" algo "tan insensato y malvado".

"Estos delincuentes deben ser llevados ante la justicia y rendir cuentas por estos horribles crímenes", agregó el senador.

El ataque se produjo cuando los manifestantes, al igual que ocurría en otras grandes ciudades del país como Nueva York, Los Ángeles o Atlanta, protestaban por los últimos incidentes de violencia policial con tintes raciales registrados en el país.

La protesta se debía a la muerte de Alton Sterling, un hombre negro al que dos policías blancos dispararon el martes a quemarropa cuando lo tenían sometido en el suelo en Baton Rouge (Luisiana), y del joven Philando Castile, muerto el miércoles en Falcon Heights (Minesota) al ser disparado por un policía que le detuvo en su vehículo por una infracción de tráfico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha