eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

EE.UU. quiere cambiar la cultura de "club" del Consejo de Seguridad de la ONU

- PUBLICIDAD -
EE.UU. quiere cambiar la cultura de "club" del Consejo de Seguridad de la ONU

EE.UU. quiere cambiar la cultura de "club" del Consejo de Seguridad de la ONU

Estados Unidos quiere cambiar la cultura de "club" que tiene el Consejo de Seguridad de la ONU, poner la defensa de los derechos humanos entre las prioridades de la organización y revisar a fondo el papel de sus misiones de paz.

"Vine a la ONU con el objetivo de mostrar al pueblo estadounidense el valor de su inversión en esta institución", afirmó hoy la embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, al delinear sus prioridades para la organización.

"Y cuando digo valor no hablo fundamentalmente de presupuesto -añadió-, sino de hacer de la ONU una herramienta eficaz en favor de nuestros valores".

Ya desde la campaña electoral, el entonces candidato presidencial, Donald Trump, sentó cuál es su opinión sobre la ONU al asegurar que se había convertido en "solo un club de gente para reunirse, hablar y pasárselo bien".

Haley recuperó parcialmente esa idea hoy, y criticó el hecho de que el Consejo de Seguridad, el principal órgano de decisiones de la ONU, es "básicamente un club" con sus "reglas y cultura" y que hace cosas "de la forma en que siempre se han hecho".

"El club se ha quedado estancado", insistió la embajadora estadounidense ante la ONU y, como tal, integrante del Gobierno de Trump, en una intervención en la sede neoyorquina del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, en inglés).

Estados Unidos es uno de los cinco países con asiento permanente en el Consejo de Seguridad. Muchas decisiones, especialmente referidas a su aliado israelí, han sido bloqueadas en ese órgano por voluntad de Estados Unidos.

Y otras, como las condenas al régimen sirio de Bachar al Asad, han sido vetadas por Rusia, el principal aliado sirio.

Haley, exgobernadora de Carolina del Sur, comparó las resistencias que ha encontrado en la ONU con las que tuvo al iniciar su gestión en su estado y recordó que su desafío de las "reglas" impuestas allí no le hicieron "muy popular".

Naciones Unidas teme que las nuevas políticas de la Administración de Donald Trump impliquen un recorte en la contribución de Estados Unidos a la ONU, y especialmente a sus operaciones de paz.

Actualmente aporta cerca del 29 % de ese presupuesto, pero, según Haley, existe un impedimento legal para no superar el 25 %.

Estados Unidos, según su embajadora, quiere hacer una "revisión completa" de las distintas misiones de paz, para aumentarlas en algunos casos, disminuirlas en otros o revisar su papel.

Puso como ejemplo una misión política en Afganistán, que se mantiene desde hace quince años y cuyo papel "nunca ha sido revisado" para ver si ha completado sus objetivos. "Esto es inaceptable", afirmó.

También lamentó que en muchos países las fuerzas de la paz de la ONU no sean bienvenidas, como en Sudán del Sur, o en países como en la República Democrática del Congo (RDC), una de las mayores misiones de la ONU, que tienen que asociarse con un "gobierno corrupto".

"La ONU está ayudando a un gobierno que está infligiendo un comportamiento predatorio contra su propio pueblo", dijo Haley al referirse al caso congoleño.

Estados Unidos, agregó, no está buscando tanto reducir el coste de las misiones de paz de la ONU, sino hacer que sean "mejores", que sus actuaciones sean "más inteligentes" y que los responsables rindan cuentas por sus actuaciones.

En su disertación, Haley, cuyo país presidirá durante abril el Consejo de Seguridad, dijo que una de sus prioridades será insistir en la defensa de los derechos humanos, un área en la que se enfoca el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, con sede en Ginebra.

Haley no tiene buena opinión acerca del Consejo de Derechos Humanos, ya que cree que es "tan corrupto", a tono con otras posturas de la Administración Trump que han criticado las condenas de esa agencia de la ONU al Gobierno de Israel.

"Cuando tienes malos actores que actualmente se sientan en el Consejo de Derechos Humanos, te preguntas qué es lo que estamos intentando hacer", añadió.

Lamentó que el Consejo de Seguridad, que vigila el mantenimiento de la paz y la seguridad global, "nunca ha tenido una sesión dedicada exclusivamente a los derechos humanos".

Y cree que las violaciones de los derechos humanos pueden derivar en conflictos que ponen en riesgo la paz y la seguridad, y por eso quiere que ese tema se convierta adquiera una mayor importancia en las gestiones del Consejo de Seguridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha