eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Edgardo Cozarinsky estrena "Carta a un padre" en el festival de cine de Viena

- PUBLICIDAD -
Edgardo Cozarinsky estrena "Carta a un padre" en el festival de cine de Viena

Edgardo Cozarinsky estrena "Carta a un padre" en el festival de cine de Viena

El autor y cineasta argentino Edgardo Cozarinsky ha estrenado en la "Viennale", el festival de cine de Viena, su película más reciente, "Carta a un Padre", un documental sobre su progenitor.

Con este filme, el director se reencuentra con la historia de su familia y con la de Argentina, un país de emigrantes, igual que sus antepasados que llegaron a finales del siglo XIX desde Rusia en el marco de la colonización judía organizada por el Barón Hirsch.

Con el fin de conocer de cerca el lugar donde creció su padre, Cozarinsky viajó a la provincia argentina de Entre Ríos, donde se entrevistó con vecinos y algunos parientes lejanos que todavía viven en esa zona.

Un viaje lleno de preguntas para las que el autor de obras como "Lejos de donde" o "La tercera mañana" sabía, sin embargo, que no iba a poder hallar siempre respuestas.

"Creo que las preguntas son más interesantes que las respuestas y por eso la película está organizada con una serie de preguntas", explicó el cineasta en declaraciones a Efe en Viena.

El autor organizó el film como un juego de detectives, explorando diferentes objetos de su padre, para al final "acabar descubriendo algo sobre él mismo", tal y como confesó.

"Carta a un padre" es una película intimista, donde la fotografía, la luz y el sonido ambiente juegan un papel esencial porque "no acompañan al guión, pero son el guión", señaló el autor.

Cozarinsky explora diferentes objetos que pertenecieron a su padre, así como viejas fotografías, postales y cartas que ignoró durante un tiempo, "por miedo a lo que pudiera encontrar", confesó.

Se trata de un cine "muy reflexivo, muy cercano al ensayo", según lo definió el propio director, quien asegura que suele "escribir libros como si fueran películas y rodar películas como si fueran libros", pues sus novelas suelen tener más acción que sus películas.

Cozarinsky eligió el certamen de Viena para el estreno mundial de "Carta a un padre", ya que siente la Viennale "como un hogar porque es uno de los festivales de cine de resistencia contra la globalización del cine como producto mercantil".

Su película, de 65 minutos de duración, fue proyectada dos veces en el marco del festival, que termina este miércoles, y fue acogida con mucho interés por parte del público vienés.

Con este film, Cozarinsky cierra un círculo con su padre, a quien conoció poco, pues murió cuando tenía apenas veinte años.

"No tenía mucha relación con él, y es ahora cuando me asaltan todas las preguntas que me hubiera gustado hacerle", explicó el cineasta de 74 años.

Como su abuelo, que emigró de Rusia a Argentina, y como su padre, que se hizo marinero y viajó todo el mundo cuando era joven, también Cozarinsky ha abandonado su hogar.

En 1974, ante la caótica situación política en Argentina, el escritor y director de cine emigró a París.

Tras pasar más de veinte años en Europa, se ha instalado de nuevo en su Buenos Aires natal. "Me siento de Buenos Aires, no diría de la Argentina, sino de un puerto, de una ciudad que fue muy cosmopolita que lo sigue siendo pero mucho menos", aseguró Cozarinsky.

Por José Vicente Bernabeu

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha