eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Empieza el baile de los pactos con un intento de Aguirre por aislar a Carmena

- PUBLICIDAD -
Aguirre ofrece un acuerdo a PSOE y C's y defiende una "refundación" del PP

Aguirre ofrece un acuerdo a PSOE y C's y defiende una "refundación" del PP

Tras la jornada de resaca electoral, los partidos han iniciado hoy un complejo proceso de negociación a múltiples bandas para tratar de componer el nuevo mapa territorial, un baile que Esperanza Aguirre ha arrancado con una oferta de pacto a PSOE y Ciudadanos para aislar a Manuela Carmena.

Un intento en el que la presidenta del PP de Madrid ha ofrecido la alcaldía a otro partido con tal de que no gobierne Ahora Madrid y que se suma a la apuesta que ayer hizo José Antonio Monago por alcanzar un acuerdo global con el PSOE para garantizar la gobernabilidad de las instituciones.

La tentativa de Esperanza Aguirre no prosperará, pues no había terminado de intervenir ante los medios de comunicación cuando el PSOE y el propio Antonio Miguel Carmona han respondido en las redes sociales con un rechazo "rotundo". Los socialistas han recordado que han dicho "hasta en chino" que no van a pactar con el PP.

Manuela Carmena ya se ha reunido con Antonio Miguel Carmona y afirma que le ha visto receptivo, mientras Ada Colau ha tenido su primera entrevista con Alfred Bosch, de ERC, uno de los partidos, junto al PSC y la CUP, con los que baraja pactar para gobernar Barcelona.

Entre tanto, con el PP aún en proceso de digestión del resultado del 24M, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mantenido los primeros contactos con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, por teléfono, y con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, por whatsapp, para tratar de entablar vías de entendimiento.

Al tiempo, los candidatos autonómicos y municipales han empezado a verse las caras y a cruzar llamadas y mensajes para desenredar un ovillo que, según se ha conocido hoy, no sólo afecta a catorce comunidades -las trece que abrieron las urnas el domingo y Andalucía- y a miles de ayuntamientos, sino también a 20 diputaciones provinciales.

Podemos y Ciudadanos son claves en la definición del mapa autonómico y han recalcado sus líneas rojas ya conocidas, que pasan por el giro de 180 grados a las políticas actuales y la tolerancia cero con la corrupción, en el caso del partido de Iglesias, y por la firma de un pacto por la corrupción y la celebración de primarias en el de Albert Rivera.

Rivera quiere hablar con todos y eso puede implicar dejar gobernar a Susana Díaz en Andalucía y a Cristina Cifuentes en Madrid, además de apoyar al PP en Murcia, La Rioja o Castilla y León, aunque en este caso hoy la duda que se ha abierto es si el candidato será Juan Vicente Herrera.

Podemos también puede permitir la investidura de Susana Díaz, pero hoy ha aclarado que nunca lo hará a cambio de que se permita gobernar en la capital gaditana al candidato de Por Cádiz si se Puede, José María González "Kichi", porque deberá hacerse por acuerdos programáticos.

Los aspirantes socialistas a presidir Castilla-La Mancha y Extremadura, Emiliano García-Page y Guillermo Fernández Vara, respectivamente, ya han llamado a los responsables de Podemos en sus comunidades para tratar de llegar a acuerdos. En el caso del castellanomanchego, el pacto es imprescindible para desbancar a María Dolores de Cospedal.

También en Asturias Javier Fernández espera el apoyo de Podemos, que, entre otras medidas, exige bajar el sueldo a los diputados y regular por ley "las puertas giratorias".

La negociación será más compleja en Baleares para Francina Armengol, que ha anunciado que entablará contactos con Podemos y MÉS, para un gobierno de izquierdas, o para Ximo Puig en la Comunidad Valenciana, donde buscará el apoyo de Podemos y Compromís.

Ese mismo acuerdo entre socialistas, la marca local de Podemos (Valencia en Comú) y Compromís puede convertir en alcalde de Valencia al candidato de este último partido, Joan Ribó, y desbancar a Rita Barberá.

Pero más difícil aún será para Javier Lambán en Aragón, pues el candidato de Podemos, Pablo Echenique, ya le ha advertido de que él también quiere ser presidente y se siente legitimado al haber sólo un punto porcentual de diferencia entre los votos de ambos.

En Navarra, la responsabilidad de formar gobierno la ha asumido la candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos, quien centra sus preferencias en un acuerdo con EH Bildu, Podemos y la coalición de izquierdas I-E, aunque tampoco cierra puertas al PSN.

Y en Cantabria y Canarias se han iniciado los acercamientos para reeditar pactos pasados entre el PRC y el PSOE, en el primer caso, y entre CC y los socialistas, en el segundo.

Si el panorama autonómico se presenta así de animado, al bajar al escalón municipal las posibilidades se multiplican y se abren, por ejemplo, al apoyo de los socialistas a IU para gobernar Zamora.

En el caso de Ciudadanos, parece que la decisión final siempre dependerá de la dirección nacional, aunque con "excepciones", según ha confesado a Efe el responsable de ese partido en Castilla-La Mancha, Antonio López.

Tal vez una de esas excepciones sea la de Los Hinojosos (Cuenca), donde Ofelia Martínez, a sus 83 años de edad, tiene la llave de gobierno ante el empate a tres entre el PP y el PSOE.

O una ciudad tan relevante como Granada, donde el primer requisito que ha puesto el candidato de Ciudadanos, Luis Salvador, al actual alcalde y candidato del PP, José Torres Hurtado, para sentarse a hablar es que se disculpe por las críticas que le dedicó en campaña. Y Torres Hurtado se ha disculpado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha