eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España espera avances y un calendario ante evasión fiscal y energía en la UE

- PUBLICIDAD -

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, defenderá mañana, en el Consejo Europeo, avances para atajar la evasión y el fraude fiscales en la UE y desarrollar el mercado interior de la energía.

Para ambas cuestiones espera que se apruebe un calendario de compromisos.

Fiscalidad y energía son los dos temas sobre los que girará la cumbre de mañana, la última antes de la cumbre crucial de junio en la que los jefes de Gobierno europeos deberán avanzar en la puesta en práctica de la unión bancaria.

El Consejo Europeo de mañana iba a tener sólo la energía como cuestión principal, aunque la evasión fiscal se ha incluido en el orden del día al convertirse en uno de los debates centrales en las instituciones europeas en las últimas semanas.

La evasión fiscal hace que los Veintisiete dejen de recaudar un billón de euros al año, un "serio quebranto" que hace urgente este debate, como señaló la semana pasada en el Congreso (Cámara Baja) el secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo.

Para el Gobierno español son lógicos los esfuerzos para acabar con este problema que "desmoraliza enormemente" a los ciudadanos, que pagan sus impuestos y asumen sacrificios, en un momento de crisis.

Las cinco principales economías europeas, entre ellas España, han acordado poner en marcha un instrumento piloto de intercambio multilateral de información fiscal, y han abierto así el debate para reforzar el sistema de intercambio de información automática.

Es un sistema inspirado en la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras de Estados Unidos (FATCA, en sus siglas en inglés), que obliga a las entidades financieras extranjeras a suministrar información sobre las cuentas que tienen ciudadanos estadounidenses en el exterior para evitar la evasión fiscal transfronteriza.

El informe de la Comisión Europea que debatirá mañana el Consejo revela "sensibilidad" de la UE sobre este problema, según el Gobierno español, y abre también "posibilidades de acuerdo".

Eso sí, siempre que Luxemburgo y Austria, los dos países más reacios a levantar el secreto bancario, cedan ante la presión de los demás países.

En cuanto al mercado energético, España acude a la cumbre después de haber traspuesto ya a la normativa nacional el "tercer paquete energético" -que incluye medidas como la separación de la gestión de la producción, el transporte y la comercialización de la energía-.

Lo que más interesa a España es el desarrollo de las interconexiones energéticas, porque el Gobierno entiende que es imposible un mercado interior sin una infraestructura que evite las llamadas "islas energéticas".

En España, la capacidad de interconexión eléctrica con Francia es sólo del 3 % de la demanda española, cuando debería ser como mínimo del 10 %.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha