eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

España rescata del olvido a los diplomáticos que dijeron "no" al Holocausto

- PUBLICIDAD -
España rescata del olvido a los diplomáticos que dijeron "no" al Holocausto

España rescata del olvido a los diplomáticos que dijeron "no" al Holocausto

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha inaugurado hoy la exposición "Más allá del deber", un homenaje a los diplomáticos españoles que salvaron del Holocausto a miles de judíos "en medio del horror absoluto" y que lo hicieron aún a riesgo de sus vidas y sin el apoyo de su Gobierno.

"Incluso en momentos en los que la naturaleza humana parece alcanzar su punto de mayor abyección, hay personas cuya fortaleza moral y capacidad de sacrificio en aras del bien común nos redime a todos", ha dicho de ellos García-Margallo.

Son Ángel Sanz Briz, Miguel Ángel Muguiro, Sebastián Romero Rodrigales, el padre Ireneo Typaldos, José Rojas, Manuel Gómez Barzanallana, Julio Palencia, Eduardo Gasset, Bernardo Rolland, Alfonso Fiscowich, Eduardo Propper, Alejandro Pons, José Ruiz Santaella, Antonio Zuloaga, Luis Martínez Merello, Fernando Canthal, Jorge (Giorgio) Perlasca y Santos Montero (Samuel Skornicki).

La exposición rescata del olvido a estos diplomáticos que pusieron en riesgo sus vidas y la de sus familiares para salvar a los judíos. Se podrá visitar en el Palacio de Santa Cruz hasta el 19 de diciembre.

La muestra contiene decenas de documentos y de recuerdos personales de 18 diplomáticos y otros miembros del Servicio Exterior español que actuaron como salvadores de miles de judíos.

García-Margallo, acompañado por diversos altos cargos, embajadores extranjeros -entre ellos el de Israel, Alon Bar-, el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón y familiares de los diplomáticos, ha recordado su labor.

"Su valerosa actuación, llevada a cabo más allá del estricto cumplimiento del deber, iluminó tiempos oscuros marcados por la barbarie y que no deben caer en el olvido", ha subrayado.

El jefe de la diplomacia española ha señalado que su labor "ha de ser fuente de inspiración para todos" especialmente en un momento en que la sociedad está "ávida" de referentes morales.

El ministro ha alertado de algunos de los "peores males y peores peligros" que se ven en el horizonte y se ha referido en concreto al "resurgir del antisemitismo".

"Retornan ideologías del odio, el antisemitismo es una de esas ideologías, que tiene una increíble capacidad de mutación y difusión. Es un vino viejo corrupto y corruptor que siempre parece encontrar nuevos odres. Ninguna sociedad, incluyendo la nuestra, está al abrigo de sus efectos y de ahí la necesidad de permanecer siempre alerta contra su resurgimiento", ha destacado.

Se ha referido a aquellos que "escudándose" en el conflicto de Oriente Medio intentan justificar ese antisemitismo y ha asegurado que España está "empeñada en superar esta falacia" y que, como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, no escatimará esfuerzos para alcanzar "una solución justa y duradera" basada en la existencia de los dos Estados, Israel y Palestina.

José Antonio Lisbona, comisario de la exposición, ha puesto en valor la "obra humanitaria" de esos diplomáticos, "un histórico desafío" que iba más allá de su deber y que afrontaron "extralimitándose a veces" en sus funciones.

Esa actitud humanitaria del servicio diplomático español es la que recoge la exposición que ha sido promovida personalmente por García-Margallo y en la que se ha volcado la Oficina de Información Diplomática (OID).

La muestra es fruto de una investigación auspiciada por Exteriores sobre más de 120 diplomáticos españoles que dará lugar a un libro que verá la luz el próximo año.

Entre todos estos diplomáticos, destaca Ángel Sanz Briz, conocido como "El Ángel de Budapest", que salvó a más de 5.200 judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Su hijo Juan Carlos ha sido hoy la voz de los familiares de los diplomáticos.

"Representan una pequeña minoría que no miraron hacia otro lado, no fueron indiferentes ante la injusticia y el dolor ajeno. Actuaron de forma justa y valiente y nunca esperaron reconocimiento ni recompensa. Es más, guardaron silencio de sus acciones humanitarias durante muchos años", ha rememorado.

Ellos, ha continuado Sanz Briz, demostraron que "es posible desafiar a un régimen brutal y despiadado por proteger y salvar a los perseguidos" porque "ninguno recibió autorización y en ocasiones hasta actuaron contraviniendo órdenes expresas".

"Sus logros cayeron en el olvido durante décadas y sus méritos sólo fueron reconocidos a título póstumo. Fueron hombres de bien, con grandes valores morales. Hoy los consideramos héroes, ellos murieron sin saberlo", ha insistido.

Yehuda Bauer, presidente honorario de la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA), ha alabado el papel que jugaron esos diplomáticos españoles "en un momento oscuro de la historia".

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub Caro, ha subrayado la imagen del Servicio Exterior español en el que hubo personas que, con independencia del contexto político, "se comprometieron por la salvación de los perseguidos por el régimen nazi".

"En medio del mal atroz y absoluto, surgió el noble hacer de personas justas que ayudaron a los perseguidos, en algunos casos miles, decenas de miles de judíos, como atestiguan los documentos de Sanz Briz, y en otros menos, centenas, como el más reciente reconocido Justo entre las Naciones, Romero Radigales", ha añadido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha