eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Eurocámara pide a los Gobiernos europeos que no se crucen de brazos con Alepo

- PUBLICIDAD -
La Eurocámara pide a los Gobiernos europeos que no se crucen de brazos con Alepo

La Eurocámara pide a los Gobiernos europeos que no se crucen de brazos con Alepo

Los grupos políticos de la Eurocámara reclamaron hoy a los Gobiernos europeos, que celebrarán una cumbre este jueves en Bruselas, que tomen decisiones concretas para aliviar el drama en Alepo.

En un debate en la Eurocámara, todos los grupos parlamentarios destacaron el horror pero discreparon sobre Rusia y las responsabilidades de la política europea en el desastre sirio.

Desde la formación con mayor número de escaños, el Partido Popular Europeo (PPE), su líder, Manfred Weber, lamentó que Europa "haya estado ausente" y que la comunidad internacional haya "fallado" a Siria.

Weber señaló directamente a Rusia por los bombardeos de niños sirios y dijo que el presidente Vladímir Putin "tiene las manos manchadas de sangre".

"Respuestas adecuadas", fue el reclamo del líder de los socialdemócratas (S&D), Gianni Pittella, a los líderes de la UE, tanto para el drama en Siria como en conjunto para los refugiados.

"Europa no puede estar callada ante este terror. Alepo se ha convertido en una fosa común (...) y el Consejo Europeo debe condenar con fuerza los crímenes y asegurarse de que son llevados a la justicia los responsables", señaló su compañero de grupo Victor Bostinaru.

Duro con el papel de la UE y los grandes grupos de la Eurocámara fue el líder de los liberales europeos (ALDE), Guy Verhofstadt, que llegó a decir que era "cínico" acusar solo a Putin de lo que ocurre en Alepo.

Verhofstadt reclamó a los Veintiocho que urjan al alto el fuego, el establecimiento de libre acceso de convoyes con ayuda humanitaria al oeste de Alepo y una solución política inclusiva, so pena de tomar finalmente sanciones contra Rusia, Irán y el régimen de Bachar al Asad, un punto en el que coincidieron la mayoría de partidos.

Otro gran asunto del debate fue la puesta en marcha de una defensa europea, un tema en el que incidió el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, quien pidió hoy a los países de la UE "dinamizar la industria de la defensa común" en los Veintiocho en cooperación con la OTAN.

"La seguridad depende de la credibilidad, y la credibilidad depende de no ser solo una potencia blanda, dulce", apuntó en su intervención ante la Eurocámara.

Para el refuerzo de la defensa europea, explicó, hace falta "en primer lugar cooperar más con la OTAN, como ya hacemos para el Mediterráneo y la ciberseguridad", señaló el presidente de la CE.

"La OTAN y la UE no son rivales, sino complementarios. Se necesitan una de otra", apuntó.

Al mismo tiempo, llamó la atención sobre la necesidad de reforzar la cooperación entre los propios socios europeos en materia de defensa.

En ese sentido, reclamó a los países coordinarse mejor porque, según recordó, el 80 % de las inversiones de equipos de defensa siguen siendo nacionales y existen "solapamientos y descoordinación".

El refuerzo de la defensa europea y un fondo común obtuvo apoyo de los partidos más representados en la cámara, al tiempo que despertó el rechazo tanto de los Verdes como de la Izquierda Unitaria europea (GUE/NGL, principalmente).

"Los fondos deberían invertirse en justicia para los jóvenes, en empleo social", dijo la recientemente elegida líder de los Verdes en la Eurocámara, Ska Keller.

En la cumbre de los Veintiocho el jueves en Bruselas también está sobre la agenda la crisis de los refugiados, la inmigración, el "brexit" y una extensión de la garantía juvenil europea.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha