eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Eurocámara, objeto de deseo de los pesos pesados del PSOE

- PUBLICIDAD -
La Eurocámara, objeto de deseo de los pesos pesados del PSOE

La Eurocámara, objeto de deseo de los pesos pesados del PSOE

De "cementerio de elefantes" a refugio soñado. La consideración del Parlamento Europeo ha mejorado muchos enteros en los últimos años y ahora no faltan pesos pesados del PSOE que miran a Estrasburgo con ojos de deseo, esperando un hueco que les sirva para apartarse del mundanal ruido de la política nacional.

Un parlamento más cómodo, con menos presión mediática, mejor pagado que el nacional y, además, con un cada vez mayor papel protagonista en la vida de los europeos son algunos de los atractivos que muchos dirigentes socialistas han comenzado a ver en la Eurocámara.

Elena Valenciano, Ramón Jáuregui, Juan Fernando López Aguilar, José Blanco, Diego López Garrido, Valeriano Gómez... La competición no está oficialmente abierta pero en el entorno del PSOE se barajan ya muchos nombres en una coctelera que los mezclará contando con la opinión de las federaciones y teniendo en cuenta el sistema de "lista cremallera" (una persona de cada sexo, alternativamente).

No obstante, no será hasta después del Comité Federal del 18 de enero cuando Ferraz se ponga a confeccionar esta candidatura.

Quien encabezó la lista del PSOE en 2009, el ex ministro Juan Fernando López Aguilar, ha reiterado por activa y pasiva su disposición a seguir; seguramente estará entre los elegidos, pero tiene mucho más difícil ocupar de nuevo el primer puesto para estas elecciones, que se celebrarán en mayo.

Al igual que él, otros ex ministros de José Luis Rodríguez Zapatero parecen no hacerle ascos a este viaje de 1.650 kilómetros, entre ellos José Blanco, Valeriano Gómez, Jesús Caldera o Ramón Jáuregui, que ya fue número dos en el 2009, aunque regresó a Madrid en las generales de 2011 como diputado por Vitoria.

Otros dirigentes, como la vicesecretaria general del partido, Elena Valenciano, que ya fue eurodiputada entre 1999 y 2008, o quien fuera portavoz parlamentario de los socialistas y luego secretario de Estado de la UE, Diego López Garrido, también están en la nómina de supuestos aspirantes.

Demasiados candidatos para unos puestos que, según pronostican todas las encuestas, se verán notablemente menguados respecto a los del 2009, porque el PSOE podría perder entre 5 y 6 escaños y quedarse con 17 ó 18, según los sondeos, que no le deparan tampoco mejor suerte al PP.

Se espera que los dos partidos mayoritarios cedan puestos en Estrasburgo a fuerzas políticas más pequeñas.

Aún así, en Ferraz creen posible ganar esos comicios, aunque sea por "muy poco", persuadidos de que lo peor ha pasado para el PSOE y de que ha comenzado a recuperar oxígeno tras la debacle electoral de 2011 y los sucesivos castigos autonómicos.

Para apuntalar esa ansiada remontada, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quiere contar con nombres "potentes" para las europeas, personas solventes cuya sola presencia en la lista sirva ya de tirón, aunque también quiere que estén muy preparadas y comprometidas con Europa.

"No es una lista de descartes", ha asegurado Rubalcaba, de lo que se deduce que no todos los postulantes verán cumplidos sus deseos.

En círculos socialistas se advierte además de que una "estampida" a Europa de una parte de la plana mayor del PSOE dejaría a Rubalcaba muy debilitado para afrontar la trascendental cita de las primarias abiertas del otoño.

Con una Ejecutiva "coja", que pasa la mayor parte del tiempo fuera, parece difícil que el secretario general del PSOE vaya a competir por encabezar el cartel a la Moncloa.

Y más teniendo en cuenta que su "número tres", Óscar López, quizás desee volver a presentarse a las autonómicas de Castilla y León, lo que le restaría tiempo para dedicarse a sus funciones de secretario de Organización, y que también se habla de la marcha a Latinoamérica del secretario de Política Institucional, Antonio Hernando, por motivos familiares.

Hay un añadido anecdótico en la confección de la lista europea, ya que si se incluyen al menos dos de los actuales diputados por Madrid en el Congreso (por ejemplo Valenciano y Gómez), el siguiente en entrar en las Cortes sería el ex director de la Fundación Ideas, Carlos Mulas, esposo de la escritora ficticia Amy Martin que provocó su caída en desgracia al conocerse los carísimos precios que se pagaron por sus artículos.

Ferraz confía en que, llegado ese caso, Mulas renuncie a su escaño.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha