eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Evo Morales: Si la UE no ayuda en la lucha antidroga será una contradicción

- PUBLICIDAD -
Evo Morales: Si la UE no ayuda en la lucha antidroga será una contradicción

Evo Morales: Si la UE no ayuda en la lucha antidroga será una contradicción

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que si la Unión Europea (UE) decide no cooperar con el país en la lucha antidroga debido a que se permitirán más arbustos de hojas de coca, será una contradicción porque antes mantuvo su ayuda cuando había muchos más cultivos de esa planta.

En una rueda de prensa en la región central de Cochabamba, el mandatario habló del tema, tras la preocupación expresada por el representante de la UE en Bolivia, el español León de la Torre Krais, porque una nueva ley permite mayores cultivos legales de la hoja, que es la materia prima de la cocaína.

El diplomático europeo dijo que con ese nuevo marco legislativo la Unión Europea tiene "la necesidad de reenfocar" la cooperación para hacer más efectivo el combate contra el narcotráfico.

Morales apuntó que si la UE cooperaba en la lucha antidroga de Bolivia cuando en su territorio había 37.000 hectáreas de plantaciones de coca, "cómo, ahora, no va a seguir cooperando".

Tal volumen fue registrado por Naciones Unidas en 1998, aunque EE.UU. aseguraba que en realidad ese año había 42.000 hectáreas.

"Solo quiero decir a la Unión Europea: si antes (cuando Bolivia) tenía 42.000 hectáreas o 37.000 hectáreas cooperaban, ahora, que soberanamente decidimos tener 22.000 hectáreas, no cooperar sería medio contradictorio", sostuvo el mandatario boliviano.

El gobernante promulgó esta semana la nueva ley que sube el límite legal de los cocales de 12.000 a 22.000 hectáreas con el argumento de que parte del volumen plantado será exportado en estado natural o como derivados industriales lícitos.

El Gobierno asegura que se necesitan 18.000 hectáreas para cubrir en Bolivia la costumbre de la masticación de la coca o "acullicu", aunque un estudio realizado por estadísticos del Gobierno y financiado por la UE certificó en 2013 que para todos los usos legales se necesitaban solo 14.705 hectáreas de las plantaciones.

Además, la convención antidroga de la ONU de 1961 prohíbe la exportación de la planta y de sus derivados si mantienen los alcaloides que permiten la producción de la cocaína.

El gobernante subrayó, además, que Estados Unidos y Europa ven a Bolivia como un país "sumiso" y bajo su control y enfatizó que eso "se acabó" porque ahora la nación andina decide de forma soberana.

También cuestionó que Naciones Unidas y la Unión Europea "se hagan lío por 2.000 hectáreas", en alusión a que observaron el hecho de que originalmente se planeaba subir los cocales a 20.000 hectáreas, pero a última hora el Gobierno fijó el tope en 22.000.

La próxima semana, una misión, encabezada por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, visitará en Viena la sede de la Comisión de Fiscalización de Estupefacientes de la Organización de las Naciones Unidas, para explicar la nueva ley de la coca.

Además, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) trata en el Congreso una nueva norma para combatir el narcotráfico, con la que terminará de "enterrar" la denominada Ley 1008, que desde 1998 fue usada para reducir cocales ilegales y luchar contra las drogas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha