eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exfiscal español: manos limpias y prensa responsable es la clave que combate la corrupción

- PUBLICIDAD -
Exfiscal español: manos limpias y prensa responsable es la clave que combate la corrupción

Exfiscal español: manos limpias y prensa responsable es la clave que combate la corrupción

Fiscales "con manos limpias" y una prensa "responsable" son "claves" para que la lucha contra la corrupción tenga éxito y dé confianza a la sociedad en sus autoridades, sobre todo en el castigo de los delitos "de cuello blanco", afirmó hoy a Efe el exfiscal español Pedro Horrach.

El exfiscal anticorrupción de Baleares visita esta semana Panamá para compartir sobre los 25 años de experiencia como fiscal, en los que investigó más de 50 casos de corrupción de alto perfil, ante los especialistas del Ministerio Público, el Colegio de Abogados y los periodistas en el país centroamericano.

"Tanto el que se roba la gallina, como el de cuello blanco, ante la justicia, tiene que ser tratado igual, eso es lo que la sociedad tiene que tener la seguridad que sus autoridades harán", explicó.

Horrach, que después del sonado "caso Nóos" dejó la Fiscalía para dedicarse al ejercicio privado de la abogacía, le recomendará a los fiscales anticorrupción panameños "que para que una investigación pueda llevarse a cabo de forma eficaz, primero, manos limpias. Segundo, lograr la colaboración de la agencia tributaria y de los grupos de combate a la delincuencia de la Policía Nacional".

"También lograr la colaboración de interventores y especialistas en contratación pública", porque los casos de corrupción son "complejos" para investigar, apuntó.

Reiteró que "sin el esfuerzo combinado de estas instituciones, es muy difícil llevar a cabo una investigación de las características tanto del 'caso Nóos' y de las otras 50 en que he actuado".

"Y hay que actuar de forma contundente porque hay que hacer ver a la opinión pública que ante un caso de corrupción se está actuando, De hecho, lo que más nos favoreció es que el hecho de investigar, de apoyarnos en equipos conjuntos tuvo sus resultados iniciales positivos", explicó.

El exfiscal señaló que "esto generó confianza en la población y en la ciudadanía, el número de denuncias aumentó en forma exponencial y de hecho cada día entraba una o dos denuncias a la Fiscalía porque generamos confianza de que actuábamos frente a los casos de corrupción".

"Siempre he luchado por defender nuestra autonomía e imparcialidad frente a la dependencia jerárquica, de hecho se nos ha criticado el ser 'títeres' en manos del Gobierno, del Ministerio del Interior, del fiscal general del Estado, la realidad ha demostrado lo contrario", argumentó.

Horrach se propone "animar a las Fiscalías a no solo proclamar su autonomía e independencia sino a hacerla efectiva", y "uno de los factores que creo sería positivo implantar en España y en América Latina es que el fiscal general del Estado dependiese, única y exclusivamente, del Parlamento y no del gobierno de turno".

Reconoció que las Fiscalías están "infradotadas económicamente" para realizar las investigaciones, "pero eso lo hemos ido solventando estableciendo acuerdos de colaboración con otras instituciones", más la "voluntad y trabajo" de los fiscales.

Sobre la prensa, enfatizó que "cumple un papel fundamental a la hora de concienciar a la población del problema de la corrupción", y eso "te ayuda en la investigación", y "si no fuera por la prensa, en Mallorca y en España no conocerían a la Fiscalía anticorrupción, los medios han apoyado en general todas las investigaciones".

"Hay que reforzar su papel, han sido un aliado positivo, aunque pueden jugar un papel no de aliado cuando comienza a formar juicios paralelos en la opinión pública, cuando en vez de descripción de hechos uno ve artículos de opinión continuos".

Especificó que "donde los medios se posicionan de forma radical con una y no con otra posición cuando aún no se ha celebrado el juicio, la sociedad ya no percibe información, se le crean prejuicios determinados y debe ser una responsabilidad propia de los medios el autolimitarse a la hora de emitir determinados juicios de valor cuando saben que condicionan a toda la opinión".

"No se puede llevar a cabo una investigación cuando a la vez esa misma investigación es debatida diariamente en todos los programas habidos y por haber y en todos los artículos de opinión, la mayoría de veces en contra; al final, la persona que llega a juicio está condenada previamente por la sociedad", advirtió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha