eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Exilio en Miami ve al pueblo cubano igual o peor tras un año de relaciones

- PUBLICIDAD -
EE.UU. confía en iniciar este año su diálogo sobre derechos humanos con Cuba

EE.UU. confía en iniciar este año su diálogo sobre derechos humanos con Cuba

Dirigentes de organizaciones del exilio cubano en Miami aseguraron que el pueblo de Cuba está igual o peor que antes del restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, del que hoy se cumple un año.

Consultados por Efe, representantes de las distintas corrientes del exilio dijeron que en el primer aniversario de la reapertura de las embajadas en La Habana y Washington los cubanos sufren penurias económicas y represión y están tan "desesperanzados" acerca del futuro como lo estaban antes del 20 de julio de 2015.

Para los consultados, el aumento del éxodo de cubanos a niveles récord es la mejor prueba de sus afirmaciones.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) informó este martes de que la llegada de cubanos a EEUU se ha quintuplicado en los últimos cinco años. De menos de 8.000 durante el año fiscal 2011 se pasó a más de 44.000 en el actual, del que faltan aun dos meses.

Si bien ha habido un cambio en las relaciones entre ambos Gobiernos, con "más comunicación" y "menos tensión", el pueblo cubano no se ha beneficiado del restablecimiento de los lazos diplomáticos, subrayó hoy a Efe Ramón Saúl Sánchez, del moderado Movimiento Democracia.

Ninotska Pérez, del derechista Consejo por la Libertad de Cuba, destacó que el acuerdo de Cuba y EEUU para una normalización de sus relaciones "no ha hecho nada" por el pueblo de Cuba.

En este primer aniversario se ha hecho evidente que "la economía cubana fracasa con o sin relaciones con EE.UU.", dijo Pérez.

Para Sylvia Iriondo, de M.A.R (Madres y Mujeres Anti-Represión) por Cuba, lo que los cubanos han visto en este año es "más de lo mismo", y al mismo tiempo se ha hecho "más que evidente que el régimen no tiene la menor intención de cambiar, sino que su objetivo es garantizar la transferencia de poder y la sucesión dinástica".

La represión contra quienes reclaman libertades y derechos se ha incrementado "significativamente", la emigración de cubanos "desesperados por salir de Cuba por cualquier vía" también, los controles económicos se mantienen y el pueblo enfrenta un nuevo "periodo especial" de penuria, resumió Iriondo.

Ramón Saúl Sánchez, que es contrario al embargo que EEUU mantiene sobre la isla, indicó que el Gobierno cubano además de reclamar a EEUU su levantamiento, debería también retirar el que a su vez mantiene sobre su propio pueblo, para que pueda participar libremente en actividades económicas y mejorar así su nivel de vida.

Según el líder del Movimiento Democracia, el Gobierno de Raúl Castro quiere mantener a los cubanos dependientes económicamente del Estado, para disuadirlos de exigir cambios en la conducción del país.

Tanto Sánchez como Pérez destacaron que el Gobierno de EEUU no exigió al de Cuba que hiciera cambios políticos y económicos para sellar el acuerdo de normalización y por ese motivo las cosas siguen igual para los cubanos de a pie.

Ambos subrayaron también que la crisis económica de Cuba se está agudizando -la economía cubana "se va a pique" junto a la de Venezuela, dice Sánchez- y consideraron probable que las autoridades establezcan un "periodo especial" como hicieron cuando el derrumbe de la URSS y el bloque del Este.

Los dos exiliados opinaron que el aumento del turismo estadounidense hacia Cuba no basta para paliar los efectos de la "mala administración" de la economía por parte de las autoridades.

Pérez señaló que en Cuba "sobran los Castro" y que con ellos en el poder es imposible que se produzcan los cambios políticos y económicos necesarios para sacar adelante al país, y se mostró esperanzada por la posibilidad de que en las elecciones de noviembre en EE.UU. gane el candidato republicano Donald Trump, porque "habrá un cambio de política hacia Cuba".

El actual presidente de EEUU, Barack Obama, "les dio todo y Cuba no le dio nada a cambio", subrayó.

Iriondo opinó, por su parte, que "los esfuerzos de los cubanos, así como de los EEUU y gobiernos democráticos solidarios con la libertad de Cuba deben estar encaminados a cambiar el régimen".

Ramón Saúl Sánchez consideró que la actual "encrucijada económica" es la oportunidad para que el régimen castrista se abra a un congreso nacional en el que participen sus adeptos y sus opositores para encontrar "soluciones reales" a la crisis del país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha