eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Expertos defienden la vigencia de Espriu en el centenario de su nacimiento

- PUBLICIDAD -
Expertos defienden la vigencia de Espriu en el centenario de su nacimiento

Expertos defienden la vigencia de Espriu en el centenario de su nacimiento

Cuando se conmemoran los cien años del nacimiento del poeta Salvador Espriu, candidato al premio Nobel de Literatura en dos ocasiones, diversos expertos consultados por Efe han coincidido en reivindicar la vigencia de su obra tanto por la perfección de su prosa como por la altura de su lírica.

Aunque sus obras no aparecen hoy entre las más vendidas, el comisario del Año Espriu, el escritor Xavier Bru de Sala, remarca que desde que se iniciaran los actos de celebración del aniversario, más de un millón de ciudadanos pueden leer o escuchar al inicio de cada jornada, a través de los medios de comunicación o en las redes sociales, la llamada "frase del día" del escritor.

Se trata de "dar otra dimensión a la obra del poeta -comenta Bru de Sala- cruzando barreras e interpelando a la ciudadanía, algo que le hubiera gustado y que ya en vida hizo, creando obra para que Raimon la transmitiera cantándola y haciéndola llegar al máximo de personas posibles".

"Tenemos una personalidad cultural e histórica que nos hace inasimilables", "No juguéis con fuego. Ni con sus imitaciones", "El libro ha sido, es y será el puente de progreso que lleva al futuro, el nexo entre nuestro pueblo o nuestra tierra", son algunas de las frases que se han trasmitido en los últimos meses.

Tampoco se han obviado algunos de sus versos más conocidos como "I com m'agradaria d'allunyar-me'n, nord enllà" (Y cómo me gustaría alejarme, hacia el norte), de su famoso poema "Assaig de càntic en el temple" de "El caminant i el mur".

Bru de Sala defiende que el autor catalán "es uno de los grandes líricos europeos del siglo XX, y cada vez es más reconocido, especialmente, a medida de que se va descubriendo y conociendo la raíz cabalística de su obra poética".

A su juicio, es también un gran prosista y la persona que recupera el término "Sepharad" para designar la península ibérica y ahondar en las relaciones entre Cataluña y España. "Supongo que hoy -prosigue el comisario Bru- podría repetir aquello de haz que sean seguros los puentes del diálogo, pero el diálogo debe hacerse con mutua comprensión, y aquí lo que quizá falla sea la mutua comprensión".

Incidiendo en este aspecto, señala que el poeta también dejó dicho que los catalanes, "como cultura y pueblo somos inasimilables en una idea de una España uniformizadora".

En este punto, su biógrafo Agustí Pons rememora que en el año 1981, en un congreso celebrado en Sitges (Barcelona) con la presencia de escritores en lengua catalana y lengua castellana, dejó escrito un texto, que leyó Miquel Batllori, en el que aseveraba: "Contra reales problemas no deben crearse con sagaz engaño seudoproblemas para anular aquellos por no querer resolverlos".

"Qué tontos son los listos, los listos mondos y lirondos. Solo desde reales autonomías se evitarán cantonalismos, situaciones taifas. A los que deseen y tramen lo contrario, siempre se opondrán los cuerdos con la implacable fuerza de la razón. Pero en verdad no imaginamos a nadie tan insensato ni tan torpe, que prepare una tal trampa para caer en ella como única pieza", señalaba.

La estudiosa Rosa Delor también es de las que cree que, si Espriu viviera, tendría hoy mucho por decir por el momento de crisis y por las cotas de corrupción alcanzadas. "Al final de su vida -falleció en 1985- ya decía que se hacía una política vulgar y que el futuro no pintaba bien".

Respecto a las relaciones entre Cataluña y España, cree que apostaba por el diálogo "sin desfallecer, de manera tenaz, aunque también veía que muchos no saben dialogar, sólo insultar, pelearse y echar las culpas al vecino".

Delor, por otra parte, destaca que, cuando en su obra habla de querer la tierra, "no se refería únicamente al lugar en el que uno nace, sino al planeta Tierra, haciendo una lectura universal sobre el único lugar conocido en el que hay vida".

Hasta que finalice el año, la huella de Espriu se podrá seguir en los teatros, donde se representarán algunas de sus obras, o en diversas exposiciones, como una de marionetas gigantes inspiradas en los personajes que creó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha