eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Feijóo llama en su discurso de Fin de Año a alcanzar "puntos de encuentro" para afrontar "los retos" de Galicia en 2017

Invita a hacer "frente común" contra la violencia machista y reivindica el "peso" de Galicia en una España "cohesionada"

- PUBLICIDAD -
Feijóo llama en su discurso de Fin de Año a alcanzar "puntos de encuentro" para afrontar "los retos" de Galicia en 2017

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha llamado en su discurso de Fin de Año a alcanzar "puntos de encuentro" por encima de "diferencias ideológicas, territoriales o generacionales" para afrontar los "retos" de Galicia en 2017.

Feijóo ha escogido la Ponte Romana de Ourense como localización para pronunciar su mensaje de Fin de Año --emitido pasadas las 14.10 de este sábado en la TVG--, en el que ha invitado a trasladar a "la vida pública" el "espíritu" que existe "cada día en los centros de trabajo, investigación y colectivos diversos", donde "los gallegos acuerdan y deciden juntos" para poder "estar a la altura del ejemplo" que proporciona "el pueblo" de Galicia.

"La dimensión de los retos reclama puntos de encuentro. La recuperación bien patente de nuestra economía solo será irreversible y completa con las medidas adecuadas, la potenciación de los sectores tradicionales, el impulso a los nuevos y el renacimiento de la Galicia rural", ha manifestado Feijóo.

De este modo, el titular de la Xunta ha llamado a hacer "frente común" contra la violencia machista porque "contra los verdugos no caben fronteras partidarias", así como contra la "exclusión social", un "enemigo común que no permite matices ni dudas".

Tras iniciar su discurso con guiños a las "ideas comunes" y "tradiciones" de unas fiestas navideñas que Galicia "vive de diferente manera" como "en todas las sociedades plurales", Feijóo ha indicado que "la democracia necesita ser afectiva y efectiva" porque "sin afectos no pasa de ser una fórmula fría" y "sin eficacia incumple uno de sus principales propósitos".

"Construimos un país de afectos en el que las discrepancias siempre tienen un camino para llegar al acuerdo y donde el acuerdo nace de normales discrepancias", ha matizado.

Un "espíritu" de "entendimiento" que Feijóo ha deseado que se traslade "a la vida pública sin menoscabo de un debate que es enriquecedor". "No estamos los políticos condenados a entendernos, porque el entendimiento no puede ser una condena. Estamos animados a hacerlo para estar a la altura del ejemplo que nos proporciona nuestro pueblo", ha apuntado.

DEMOGRAFÍA, FINANCIACIÓN Y ESPAÑA

Tras indicar que "los datos demográficos" exigen "una reacción política y social unánime", el presidente gallego ha manifestado que es "imprescindible" alcanzar "cohesión política" para "conseguir objetivos internos" y "el peso necesario" de Galicia "en decisiones que afectan al conjunto de España".

"Galicia no quiere ser más que nadie, pero tampoco quiere ser menos. No aspira a ningún privilegio, pero tampoco los aprueba. Aboga por esa nación equilibrada y solidaria que consagra la Constitución hecha y refrendada por todos", ha trasladado.

Así, tras reivindicar una España "cohesionada y articulada" de la que Galicia "orgullosamente forma parte", ha demandado "justicia y trato ecuánime" para la comunidad gallega en materia de "financiación autonómica o en infraestructuras como el AVE".

"Económicamente estamos mejor que hace un año", ha celebrado Feijóo, aunque ha matizado que "los pasos" para "acabar con el drama del paro" o alcanzar "el nivel salarial adecuado" todavía no son todo lo "rápidos" que desearía.

FUTURO

"En fechas recientes el pueblo gallego manifestó su voluntad en las urnas. Dijo lo que era y lo que quería ser. Valoró el pasado pero, sobre todo, expresó sus deseos de futuro", ha indicado en referencia a las pasadas elecciones autonómicas donde el PP revalidó su mandato por tercera legislatura consecutiva.

Un "futuro" en el que, para Feijóo, "si faltara un gallego o una gallega estaría incompleto". "Si no aspiramos a recuperar en ese futuro a los compatriotas que trabajan fuera sería un mañana truncado. Nadie es prescindible en la Galicia que nos une", ha matizado.

El presidente gallego, que afrontará en 2017 su octavo año al frente de la Xunta, ha finalizado su discurso con el recuerdo de que Galicia "participa y participó en las grandes aventuras de España, Europa y el mundo" para, tras ello, desear "los mejor" a los gallego en el año que comienza.

"En lo bueno y en lo menos bueno espero que Galicia siga el ejemplo que se da en la mayoría de nuestras casas. Una Galicia que afronte los problemas y luche por sus sueños unida. Todos juntos", ha rematado Feijóo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha