eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Feijóo admite que el PP no obtuvo la "amplitud" de mayoría que deseaba y avanza "una situación incierta"

Felicita uno a uno a los candidatos más votados y asegura que los del PP que no lo han logrado, incluida Muñoz, seguirán en la oposición

- PUBLICIDAD -

El líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha reivindicado, pese a perder las mayorías absolutas en Ferrol, A Coruña y Santiago, que su partido recibe el apoyo "mayoritario" en la comunidad y tiene un porcentaje de apoyo superior al del PP estatal. Eso sí, ha avanzado un panorama "incierto" de "difícil gobernabilidad" por la caída de "mayorías absolutas", ante el que ha prometido trabajar por la "estabilidad".

Arropado por su núcleo más próximo de colaboradores, después de medianoche y tras retrasar la comparecencia para ver si finalmente se cerraba el escrutinio de la ciudad de A Coruña, el presidente se ha presentado ante los medios con Alfonso Rueda y Pedro Puy para agradecer que la jornada electoral transcurriese "con absoluta normalidad".

A renglón seguido, ha agradecido los esfuerzos de los interventores, apoderados y voluntarios que apoyaron al PPdeG en la campaña electoral, antes de proclamar que los populares gallegos "han vuelto a ganar las elecciones". Ha argumentado que de 314 ayuntamientos, el PPdeG "ganó" aproximadamente en 200 y lo hizo con mayoría absoluta en unos 150.

"El PP sigue siendo el partido mayoritario de Galicia y en cada una de las cuatro provincias, así como en tres o cuatro ciudades en función del escrutinio de A Coruña", ha aseverado, antes de proceder a felicitar, con independencia de quien finalmente sea investido "alcalde" en función de los "pactos" postelectorales, a los candidatos más votados de cada ciudad.

Con independencia del color político, Feijóo ha mencionado expresamente a José Manuel Rey Varela (PP), el más votado en Ferrol; Martiño Noriega (Compostela Aberta), el que ha recibido más apoyos en Santiago; Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), el más votado en Pontevedra; y los populares Jaime Castiñeira y Jesús Vázquez, los más votados en Lugo y Ourense, respectivamente.

"Está bailando en A Coruña, a falta de tres o cuatro puntos, si Carlos Negreira o el candidato de la 'marea' es el más votado", ha reflexionado, para añadir que, en todo caso, la cita con las urnas ratifica que el PP tiene "la confianza mayoritaria de los gallegos". "Pero como en el resto de España, no alcanzamos las mayorías con la amplitud que nos gustaría", ha reconocido.

"Agradecemos la confianza a la gente que en momentos difíciles vuelve a poner al PP en primer lugar y nosotros vamos a poner todo lo que dependa de nuestra parte para recuperar la confianza mayoritaria donde no la tuvimos", ha agregado.

"DIFÍCIL GOBERNABILIDAD"

En su discurso, el presidente gallego ha constatado que se abre "una situación incierta de difícil gobernabilidad tanto en Galicia como en España" porque "hay muchas menos mayorías absolutas", al tiempo que ha augurado que hay ayuntamientos que "pueden tardar días o semanas en conocer" a su regidor.

Por parte del PPdeG, ha garantizado que trabajará para "mantener la propuesta de gobernabilidad" en los gobiernos locales que ha propugnado durante la campaña electoral. No en vano, ha esgrimido que esa "estabilidad" es "el valor fundamental" que requiere la situación económica en Galicia y España.

"Y porque así se respeta democráticamente la decisión de los vecinos", ha subrayado, para remarcar que el PPdeG "sigue y seguirá anteponiendo los intereses generales" por encima "de cualquier interés partidista o consecuencia electoral".

CONTINUIDAD EN LA OPOSICIÓN

El presidente gallego ha reivindicado el mayor porcentaje obtenido por el PPdeG que por el estatal y que, en el escenario gallego, saca una diferencia "de diez puntos" al PSdeG y "más de 20 puntos" al BNG, una cuestión que ha resaltado. En todo caso, ha admitido que los populares no llegaron a obtener "la amplitud de mayorías a las que aspiraban".

Feijóo, que ha ligado con el descenso de porcentaje de voto en relación a 2011 (en torno a un 10%) a la irrupción de nuevas fuerzas, ha esgrimido que "otros" partidos celebran "resultados peores" que el PP. "Pero el PP no se mira en otros partidos, se mira a sí mismo, y como la gente nos exige más, nosotros exigiremos más", ha sentenciado.

Tras garantizar que los suyos trabajarán para "responder a la confianza" de los que "libremente votaron y de los que no", ha insistido en que todos los partidos están "llamados a trabajar por la gobernabilidad y la estabilidad" y, preguntado sobre los datos de las diputaciones, ha asegurado que aún no estaban cerrados, aunque el PP "gana en las cuatro provincias.

También ha señalado que habló con todos sus candidatos en las siete urbes y que "todos", incluidos los que no han logrado ser los más votados, están dispuestos a "hacer oposición" en sus respectivos ayuntamientos. "Incluida la candidata de Vigo", ha subrayado, en alusión a la exconselleira Elena Muñoz, la aspirante que obtiene peores resultados.

"IZQUIERDA RUPTURISTA"

"Somos previsibles, donde ganamos nos gustaría gobernar, pero con independencia de eso vamos a seguir trabajando", ha señalado, tras ligar el retroceso de apoyos a los populares en la comunidad con un fenómeno que afecta "a las distintas" comunidades. "Hay una irrupción de Podemos con distintas denominaciones en las diferentes comunidades", ha aseverado.

"Lo que está ocurriendo en Barcelona y otras comunidades es que hay una fuerza de izquierda aparentemente rupturista. Veremos si gobiernan en algún sitio si plantean cuestiones rupturistas o las van modulando. Pero esto es la primera vez que pasa, antes no estaban en el radar", ha subrayado, para incidir también en el "descenso muy acusado" del BNG salvo en Pontevedra.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha