eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Feijóo justifica que respeta la presunción de inocencia de Baltar como la de implicados en la Pokémon

El BNG le pide que "rectifique" y exija la dimisión de Baltar para no seguir siendo "responsable" de "amparar a un acosador"

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha reafirmado en que actuará "con prudencia y firmeza" en relación al caso que afecta al presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar, acusado por una mujer de ofrecerle un empleo a cambio de sexo, y ha reivindicado su "coherencia" porque también respeta la "presunción" de inocencia del Ayuntamiento de Pontevedra, investigado en la Operación Pokémon.

"Me merece el mismo respeto y presunción el Ayuntamiento de Pontevedra (que dirige el nacionalista Miguel Anxo Fernández Lores) que cualquier otro", ha esgrimido Feijóo, en relación a la investigación emprendida por la jueza Pilar de Lara en el Consistorio pontevedrés en el marco de la Operación Pokémon, antes de resaltar que, sobre Baltar, ni siquiera hay pronunciamiento fiscal.

Desde el que era su escaño en la oposición --se lo cedió Pedro Puy por un fallo en el micrófono del presidente--, Feijóo ha asegurado sentirse muy cómodo en esa ubicación. "Aprendí mucho en este escaño", ha sentenciado, antes de advertir al BNG que él actuará con Baltar con el "sentido común" del pueblo gallego, que "no juzga antes de escuchar" y que "cree en el Estado de Derecho".

A su juicio, el pueblo gallego, como él, "no distingue" en función del credo político o de si una persona es "militante del PP o del BNG". Por ello, tras subrayar que en el caso de Baltar no hay "novedad" alguna con respecto a hace dos semanas, ha señalado que, cuando corresponda, él estará en el mismo lugar para "asumir las responsabilidades" que toquen a su partido, pero con "coherencia".

Así, desde el puesto de Puy, quien se sentó en la última fila de su grupo, Feijóo ha concluido que no se "conformará" con los "criterios éticos" del BNG, sino que mantendrá los "parámetros" según los que actuó cuando estaba en la oposición y también ahora en el Gobierno tratando "con igualdad" a todos los dirigentes con independencia de la formación a la que pertenezcan.

FEIJÓO, "RETRATADO"

En consonancia con los carteles que los parlamentarios del BNG lucían en sus escaños con el lema 'El acoso sexual es delito', Jorquera arrancó su intervención asegurando a Feijóo, "con la humildad de un servidor público", que su actitud es "indigna y una vergüenza". "Al amparar a Baltar insulta a todas las mujeres", ha esgrimido.

El parlamentario del BNG ha afeado que Feijóo "insultó" a las mujeres al afirmar que la denunciante "pretendía" que Baltar "delinquiese". "No dudó en recurrir a la parábola del fruto prohibido; es precioso", ha lamentado, antes de criticar que en la pasada sesión plenaria centrase "gran parte de su respuesta" en criticar a la oposición por "no preguntar" por otros asuntos como el paro o Cataluña.

Para Jorquera, el presidente gallego ha vuelto a "retratarse" este miércoles al pensar que el caso de Baltar y la investigación al Ayuntamiento de Pontevedra son "equiparables". También ha incidido en la "curiosa" presunción de inocencia que aplica Feijóo y que "no extiende" a la víctima, a la que acusa de incitar a Baltar a "delinquir".

También se ha referido a las grabaciones que "prueban que el nepotismo sigue campando a sus anchas" por la Diputación de Ourense, antes de insistir en que Feijóo debe "rectificar", pedir la dimisión del dirigente ourensano e iniciar los trámites para expulsarlo del PPdeG.

De lo contrario, ha advertido Jorquera, quien ha recordado que este 25 de noviembre es el día en el que internacionalmente se pide eliminar la violencia machista, Feijóo será "responsable" de "amparar a un acosador" y de preferir "mirar para otro lado" frente a las actuaciones de "un señor feudal 2.0 que se cree con derecho de pernada".

"NO ENTRARÉ EN SU JUEGO"

En el polo opuesto, Feijóo se ha reafirmado en la postura que manifestó en la última sesión de control de hace 15 días al entender que no se ha producido ninguna "novedad" en relación a Baltar y ha advertido que "no" entrará "en el juego" de la oposición al entender que le pide que valore un comportamiento que sus rivales políticos "ya han juzgado y cuyo veredicto es culpable".

"Actuaré con prudencia y firmeza sobre ésta y cualquier otra denuncia: prudencia para no pronunciarme antes que ninguna autoridad judicial y firmeza para actuar en consecuencia una vez que tengamos un mínimo de información", ha esgrimido, convencido de que ésta "prudencia" debería ser "la misma" con respecto a cualquier político.

De hecho, ha esgrimido que él también actúa con prudencia y respeta la presunción del Ayuntamiento de Pontevedra, en el que --ha recordado-- "entraba la Policía" mientras se sustanciaba precisamente en la Cámara el último debate sobre Baltar el pasado 11 de noviembre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha