eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fernández Díaz dice que no habrá una memoria "justa" sin una "deslegitimación del terrorismo y sus complicidades"

Advierte a ETA de que "se equivoca" si piensa que las instituciones y la sociedad le van a permitir perpetuarse como "actor político"

- PUBLICIDAD -
Fernández Díaz dice que no habrá una memoria "justa" sin una "deslegitimación del terrorismo y sus complicidades"

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido en el primer homenaje a funcionarios de prisiones asesinados por ETA que se realiza en una cárcel del Estado, en la prisión de Martutene de San Sebastián, que no habrá una memoria "justa si no se adecua a la verdad" y si no se da "una deslegitimación del terrorismo y de todas sus complicidades, por acción o por omisión".

Antes de que se descubriera una placa en recuerdo de los funcionarios de la prisión donostiarra de Martutene, Angel Mota, José Ramón Domínguez Burillo y Francisco Gómez Elósegui, asesinados por ETA el 13 de marzo de 1990, el 22 de enero de 1993 y el 11 de marzo de 1997, respectivamente, el ministro ha reconocido que este homenaje a funcionarios de prisiones asesinados y atacados por la banda terrorista, como es el caso de Juan José Baeza, presente en el homenaje y contra el que la banda terrorista atentó en 1997, "quizás llega tarde" pero "más vale tarde que nunca".

En el homenaje han tomado parte numerosos representantes institucionales, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, víctimas del terrorismo, dirigentes políticos, etc. Entre ellos, la consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, el secretario de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, el delegado del Gobierno central en Euskadi, Carlos Urquijo, la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo Mari Mar Blanco, la directora general de apoyo a Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, el director de la prisión de Martutene, Javier García Bedoya.

También el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, el alcalde donostiarra, Eneko Goia, la Ararteko en funciones, Julia Hernández, el secretario para la paz y convivencia del Ejecutivo vasco, Jonan Fernández, el presidente del TSJPV, Juan Luis Ibarra, el Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, el presidente de la Audiencia de Gipuzkoa, Iñaki Subijana, el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, la presidenta de las Juntas guipuzcoanas, Eider Mendoza, y la de la AVT, Ángeles Pedraza.

Asimismo, han acudido Rafa Larreina y Peio Urizar de EA, Alberto Unamunzaga de Amaiur; José Antonio Pastor, Iñaki Arriola y Rafaela Romero del PSE-EE; Borja Sémper y Arantza Quiroga del PP vasco; Gorka Maneiro de UPyD; Joseba Egibar del PNV; víctimas de ETA como Pilar Elías o Maixabel Lasa; y Pili Zabala, hermana de la víctima de los GAL José Ignacio Zabala.

Fernández Díaz ha destacado que, con este acto "sencillo pero importantísimo", se pretende que "España honre y recuerde el sacrificio de quienes perdieron su vida pero pasaron a ser parte de lo mejor de nuestra ya larga historia en común, defensores de nuestra libertad y nuestro derecho, servidores públicos".

Además, ha destacado que el Estado democrático y de derecho ha "derrotado policial y operativamente a ETA", que intentó "socializar, generalizar el sufrimiento y el terror para que la sociedad claudicara ante su proyecto totalitario y excluyente", y así hoy podemos disfrutar de "una sociedad y una vida democrática".

El ministro ha aplaudido que la Ley "se ha impuesto a la sinrazón" de la banda terrorista y ha destacado que el Estado de Derecho "nunca se repliega". En este contexto, ha advertido a ETA de que "se equivoca si piensa que a estas alturas las instituciones y los ciudadanos vamos a permitirles perpetuarse, nada menos que, como actores políticos y como garantes de no se sabe qué, cuando precisamente ellos nunca debieron existir".

Asimismo, ha abogado por "perpetuar el recuerdo" de todas las víctimas de la banda armada y "trabajar entre todos para que algo así nunca se pueda repetir en ninguna parte". El ministro ha hecho referencia a la próxima puesta en funcionamiento en Vitoria del Memorial de las Víctimas del Terrorismo que servirá para construir "el relato histórico de la verdad de lo sucedido", porque "sólo la verdad nos hará libres" y posibilitará "una auténtica convivencia digna de tal nombre".

Tras apuntar que esa "verdad" es la de "una banda terrorista que mediante la socialización del sufrimiento y del terror quiso imponer a los demás su proyecto totalitario y excluyente", ha apuntado que el Gobierno central condena "toda violencia", pero "no son lo mismo". De este modo, se ha referido a la violencia de la Segunda Guerra Mundial y ha indicado que "a nadie se le ocurriría poner en el mismo plano moral y ético a unas y otras víctimas, a los causantes, a los nazis, y a otras víctimas de grupo de esas actuaciones que después de pudieron producir".

Finalmente, también se ha referido al terrorismo yihadista, frente al cual "siempre los valores democráticos y la libertad prevalecerán", entre otras cosas, "porque ha costado mucha sangre convivir en paz y en libertad" en este país.

"VERDADERO RELATO"

Por su parte, Mari Mar Blanco ha destacado que "nada les debemos a los terroristas", que tienen "una deuda" con sus víctimas y con la sociedad. "Nada les daremos", ha apuntado. Además, ha considerado "radicalmente falso" que haya existido un conflicto político en Euskadi, donde "no ha habido más que unos criminales que han tratado imponer por las armas su proyecto totalitario y excluyente matando a quienes pensaban de un modo diferente".

"Debemos mantenernos firmes", ha afirmado, para construir "el verdadero relato de lo que ha ocurrido en nuestro país, un relato de víctimas y verdugos, de vencedores y vencidos, donde prevalezca la memoria, dignidad y justicia como principios irrenunciables y en los que se basa nuestra democracia constitucional", algo a lo que se ha mostrado convencida contribuirá el Memorial de Víctimas del Terrorismo en Vitoria.

Blanco ha incidido en que "todos" tienen el deber de potenciar la construcción de ese "relato de la verdad", porque no puede asentarse "la injusta idea de que sin atentados todo es permisible o todo está justificado", a lo que ha añadido que las víctimas de ETA se merecen "un final de verdad y de justicia y no un final de equidistancias o de empates". Por último, ha esperado que este acto "sirva de ejemplo" y se realicen más en otros centros penitenciarios.

MEMORIA

José Miguel Gómez Elósegui, hermano de Francisco Gómez Elósegui, ha leído un poema en recuerdo de esta víctima de ETA; Jorge Mota Iglesias, hermano de Ángel Mota Iglesias ha reivindicado el recuerdo de las 829 asesinadas por ETA y también ha defendido que existe una "deuda moral" con todas las víctimas de la banda terrorista a quienes "no se puede excluir del relato" de lo acontecido.

A su juicio, la convivencia en este país debe construirse sobre la memoria, la dignidad y la justicia porque sin esos "pilares" se basará en premisas "demasiado frágiles".

Por su parte el hermano de Francisco Gómez Elósegui, Jose Miguel Gómez Elósegui, ha esperado que las generaciones futuras no sufran las consecuencias de "una injusta e innecesaria violencia" y que se construya un mundo en el que "recordando el pasado no asuste mirar al futuro", en el que "el odio no tenga cabida, pero tampoco el olvido" y se relate "de una manera fiel y completa lo sucedido".

Finalmente, ha mostrado su "compromiso público" con el documento 'Eraikiz' presentado el pasado 11 de septiembre sobre "cómo debe entenderse el papel de las víctimas en el presente y el futuro de la sociedad vasca".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha