eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fernández Díaz denuncia una conjura para perjudicar al PP el 26-J con las grabaciones de su despacho

El exministro critica la creación de una comisión de investigación sobre unas grabaciones "ilícitas" y que no se haya indagado en la supuesta maniobra

Asegura que no ordenó investigar a Podemos o a Pablo Iglesias: "Con mi conocimiento y autorización, rotundamente no"

Define la 'policía política' como "un rótulo, un titular" y asegura que no ha existido: "Me suena a otros tiempos en la historia"

59 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Fernández Díaz se presenta como víctima y dice que espera que la comisión aclare quién y por qué le grabó en su despacho

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz en la comisión de investigación

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha intentado dar la vuelta al objeto de la comisión de investigación sobre la 'policía política' al denunciar que las grabaciones de las conversaciones que mantuvo en su despacho con Daniel de Alfonso constituyeron una maniobra para perjudicar al PP electoralmente a tres días de las elecciones generales. 

"Estábamos en plena campaña electoral. Es evidente que quien hizo eso lo hizo con una evidente intención de perjudicarme a mí y al partido político que yo representaba en esas elecciones", ha asegurado en su intervención inicial durante la comisión de investigación del Congreso sobre la utilización partidista de la Policía en su mandato. Las grabaciones comenzaron a aparecer en publico.es a cuatro días de las elecciones generales del mes de junio. 

Para el ministro, la comisión de investigación se reduce a las grabaciones porque, según él, sin esas grabaciones "no habría caso", en referencia a la policía política. "No estaríamos aquí", ha dicho. En este sentido, ha criticado la misma creación de una comisión de investigación "sobre la base de unas pruebas ilícitas que no tienen ningún reproche penal", en referencia al archivo de la causa en el Tribunal Supremo. 

Fernández Díaz se ha mostrado dolido porque nadie se haya preocupado de investigar esa conjura con tintes electorales. "Nadie se ha preocupado de investigar eso", ha dicho, algo de especial gravedad porque se trató de "alterar la voluntad popular". "Espero que en el futuro nadie se encuentre en una de éstas, pero se ha sentado doctrina", ha rematado. 

El exministro ha coincidido con De Alfonso en que se trata de grabaciones "ilícitas", que él ni el exdirector de la OAC conocían y que, además, "están descontextualizadas". Tenían la intención "clara de afectar al resultado electoral", pero no lo consiguieron, como demuestra la primera ocasión que el PP ganó en Barcelona ciudad a la antigua Convergencia. 

Asegura que no ordenó investigar a Podemos

"Con mi conocimiento y autorización, rotundamente no". Fernández Díaz ha negado, a preguntas de la portavoz de Unidos Podemos Irene Montero, que ordenase investigar la financiación de su partido: "No ha habido ninguna orden, ninguna voluntad política de investigar ni a Podemos ni a nadie".

Según el ministro, la policía puede haber investigado "conductas potencialmente delictivas que han afectado a personas de todas las formaciones", pero no enfocadas a un partido concreto. Ha insistido en que no dio ninguna orden en este sentido, pero sí ha admitido la posibilidad de que esas investigaciones se iniciasen de oficio porque el ministro "no le corresponde saber lo que hace el DAO", en referencia al ex número dos de la Policía, Eugenio Pino.

Ha asegurado que no sabe si fue él el responsable del informe PISA que acusó a Podemos de financiarse con dinero de Venezuela e Irán, pero que fue despreciado por los tribunales por ser solo un conjunto de recortes de prensa. "Lo haría algún subordinado de Pino, se me informó de que eran fuentes abiertas, información que estaba saliendo en los medios", ha añadido.

Fernández Díaz también ha tenido tiempo para referirse a la 'policía política', la brigada de agentes que en la unidad denominada BARC (Brigada de Análisis y Revisión de Casos) investigaron informaciones comprometedoras de políticos de la oposición y se dedicaron a realizar informes sobre casos ya juzgados como el 11M o el chivatazo del Faisán. Lo ha hecho durante el turno de Antonio Trevín, diputado del PSOE, que ha aclarado que el objeto de la comisión es "mejorar la imagen de la Policía".

"Eso de la policía política me suena a otros tiempos en la historia, y a otras latitudes y longitudes, porque hablar en la España del Siglo XXI es ofensivo para la Policía", ha dicho el ministro. "Es un rótulo, un titular, no existe, me he enterado de que había una policía política en estos últimos meses", ha añadido.

La BARC, ha dicho, es "de todo menos secreta" y ha asegurado que no ha tenido conocimiento de ninguno de los informes que elaboró. "No recibí ningún informe, ninguna información, jamás ordene ningún informe" ha afirmado, al tiempo que ha negado que los fondos reservados se utilizasen para financiar las actividades de esos agentes.

"Tengo mis ideas de quien hizo las grabaciones"

"Yo tengo idea de quien hizo las grabaciones, no tengo pruebas, pero tengo mis ideas" ha dicho en respuesta al portavoz de PdeCat (antigua Convergencia) Sergi Miquel. Ambos han mantenido un intercambio subido de tono cuando el diputado ha mencionado el fragmento de las grabaciones en las que el ministro y De Alfonso se felicitan por haber arruinado la sanidad catalana.

"Es  deleznable la explotación y manipulación que han hecho de ese asunto, yo he ido a un hospital de Barcelona a ver a un amigo con cáncer, y me han insultado por este motivo", ha espetado el ministro, con un folleto en la mano en la que se hablaba sobre las grabaciones y que, ha dicho, se ha distribuido por Cataluña. Ambos se han interrumpido en varias ocasiones discutiendo sobre la literalidad de las grabaciones.

En concreto, sobre si el ministro dijo la frase "esto la fiscalía te lo afina". Por este mismo asunto se han enzarzado Fernández Díaz y el portavoz de ERC Gabriel Rufián, que le ha retado a negar que pronunció esa frase. "Estoy negando que yo dijera eso", ha respondido, al tiempo que ha pedido a Rufián que pida una prueba pericial para demostrarlo.

El Ministro ha rechazado muchas de su preguntas alegando que partían de "premisas falsas". En su intercambio con el portavoz del PNV, Mikel Legarda, Fernández Díaz ha aprovechado para mandar un recado a los políticos catalanes: "Como los hechos han ido demostrando después, Cataluña no ha sido un oasis en cuanto a casos de corrupción".

El portavoz de Ciudadanos, por su parte, se ha centrado en preguntarle por los protocolos de custodia de las grabaciones que se hacen en el Ministerio. Tras varias preguntas sobre este asunto y los "barridos" que se hacen en la sede de Interior, ha optado por preguntar sobre si tiene constancia de seguimientos a políticos alentados por las autoridades de Cataluña y usando a la policía autonómica. Fernández Díaz se ha limitado a expresar su respeto por los mossos.

Desde el PP, el portavoz Carlos Rojas ha decidido no preguntar nada al ministro, y ha dedicado su intervención a denunciar que las grabaciones fueron ilegales y pretendían dañar a su partido antes de las elecciones. "Aquí no hay causa, no hay caso ni hay responsabilidad política", ha sentenciado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha