eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fernández advierte de que "la muralla" del proceso de paz está "en el pasado" y pide crear "puentes" con "autocrítica"

Mayor Zaragoza defiende que, en materia de presos, hay que aplicar "las mismas leyes a los mismos delitos"

- PUBLICIDAD -
Fernández advierte de que "la muralla" del proceso de paz está "en el pasado" y pide crear "puentes" con "autocrítica"

El secretario general de Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, y el presidente de la Fundación Paz y Convivencia, Federico Mayor Zaragoza, han destacado la necesidad de construir "puentes" para avanzar en el proceso vasco. En este sentido, Fernández ha advertido de que "la muralla está en el pasado" y los "puentes" en "una revisión autocrítica", mientras que Mayor Zaragoza ha defendido que, en materia de presos, hay que "aplicar las mismas leyes a los mismos delitos".

Ambos han participado en el encuentro 'Por un futuro en paz en el País Vasco: derribando murallas y construyendo puentes', organizado por la Fundación Cultura de Paz y el Gobierno vasco este miércoles en Bilbao y el jueves en Madrid, con el objetivo de reflexionar sobre la situación del proceso de paz y convivencia.

En la sesión desarrollada en la capital vizcaína, participan en el seminario una veintena de personas del campo jurídico y universitario, así como de diversos colectivos. Junto a Fernández y Mayor Zaragoza toman parte la directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno vasco, Monika Hernando, la asesora de la Secretaría de Paz y Convivencia Aintzane Ezenarro, o la directora del Museo de Paz de Gernika, Iratxe Momoitio.

También asisten la vocal del Consejo General del Poder Judicial Margarita Uria, el representante del Ararteko Rafael Sainz de Rozas, el profesor de la UPV/EHU Pedro Ibarra, o la responsable del Centro de Investigación para la Paz María Oiarguren, entre otros.

En declaraciones previas a los medios, Jonan Fernández ha explicado que el Gobierno vasco expondrá a los participantes en estas jornadas el Plan de Paz y Convivencia, y les trasladará "una preocupación y una hipótesis de trabajo".

En este sentido, ha advertido de que "la muralla se encuentra en el pasado" ya que, según ha indicado, "las diferentes formas de valorar el pasado no son todavía compatibles". Por el contrario, ha incidido en que "el puente puede encontrarse en el concepto de autocrítica", dado que "la autocrítica en materia de derechos humanos puede ser un punto de encuentro para el futuro y para la convivencia".

"El problema está en la lectura crítica del pasado y el puente puede situarse en torno a la autocrítica", ha insistido. De este modo, ha señalado que "la referencia para la autocrítica del pasado no son las ideas que uno tenga respecto al pasado, sino los derechos humanos, cuál ha sido nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos y en qué medida se han producido contradicciones".

Según ha planteado el responsable de Paz y Convivencia, "el concepto de autocrítica, una revisión crítica del pasado, es lo que nos puede unir en este momento".

PASOS

Por su parte, Federico Mayor Zaragoza ha valorado que la situación en el País Vasco es "muy distinta a la que existía hace dos o tres años" y ha coincidido con Fernández en la importancia de construir "puentes hacia el futuro" a través de la educación, el desarrollo humano y la solidaridad.

El presidente de la Fundación Paz y Convivencia ha subrayado que "el daño que se ha hecho a las víctimas es irreparable" y "olvidar es imposible", pero hay que procurar "mirar el mañana con una óptica distinta". "Paulatinamente a través de gestos que además son imperceptibles", ha explicado el experto, que ha dicho percibir que últimamente "se han producido pasos hacia el mañana".

Entre ellos, ha expresado su "satisfacción" al ver que "víctimas del terrorismo etarra y los propios agentes de este terrorismo públicamente se abrazaban", así como por otros gestos que son "menos manifiestos". "Existen asesinos que han pedido perdón y han dicho que se arrepentían y víctimas que han tenido una posición muy abierta", ha destacado.

De este modo, ha abogado por "hablar del futuro y cambiar las perspectivas para el mañana" porque, según ha reiterado, "el pasado ya está escrito y tenemos que sacar las lecciones", pero "el porvenir está por hacer y aquí es donde tenemos que centra la atención".

"Es importante --ha insistido-- el presente del futuro, es decir, mirar de qué manera, desde ahora, podemos asegurar que las próximas generaciones puedan vivir de manera armónica. Y esto es factible".

Mayor Zaragoza ha advertido de que, para tener "un futuro distinto", es preciso, "aunque cueste mucho, aunque siempre sea la víctima la protagonista", procurar que haya "motivos suficientes para que dedicarnos a pensar en que nuestros hijos y nuestros nietos puedan decir que aquello fue una borrasca horrible que pasó, pero que a ellos ya no les afecta".

En este sentido, ha planteado que "el mañana tiene que hacerse desde gestos cotidianos y progresivos", algo en lo que incluye a las familias de los presos. "Hay que aplicar las mismas leyes a los mismos delitos", ha defendido el presidente de la Fundación Cultura de Paz, que ha subrayado que no se puede hacer "una diferenciación en las penas", por "no comprender emocionalmente" o por "razones ideológicas".

Tras asegurar que "otra manera de proceder no es justa", ha señalado que "la responsabilidad es de uno mismo", y no de sus familiares, un aspecto que "tiene que ir calando en la opinión pública para que este paso sea posible".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha