eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fernández pide "disculpas" si alguien se ofendió por no pasar mando a Macri

- PUBLICIDAD -
Fernández pide "disculpas" si alguien se ofendió por no pasar mando a Macri

Fernández pide "disculpas" si alguien se ofendió por no pasar mando a Macri

La expresidenta de Argentina Cristina Fernández de Kirchner pidió hoy "disculpas" por si alguien se ofendió por su decisión de no acudir, en diciembre de 2015, al traspaso de mando de su sucesor, Mauricio Macri, aunque defendió las razones por las que tomó aquella decisión, todavía polémica.

"Yo hablé con él: voy y te pongo la banda en el Congreso (por la mañana). Él (Macri) me dijo que sí primero y luego volvió con la idea de que yo tenía que ir a la tarde a la Casa de Gobierno. Y yo no le pude hacer entender que a la tarde yo ya no era más la presidenta", remarcó este jueves la ex jefa de Estado en una entrevista con el portal Infobae.

Luego del triunfo de Macri en las elecciones presidenciales de noviembre de 2015 -en las que Fernández no podía optar a la reelección por disposición constitucional- hubo constantes disputas entre ambos por la forma y el lugar de entrega del bastón de mando, polémica que se saldó con la decisión de ella de no asistir al juramento.

Mientras la exmandataria se inclinaba por traspasar el poder en el Congreso, su sucesor prefería la Casa Rosada, sede del Ejecutivo.

"Yo sostenía y sigo sosteniendo que yo debía haberle puesto la banda en el Congreso, porque él adquiere la calidad de presidente cuando presta juramento frente la Asamblea Legislativa", dijo hoy Fernández, candidata a senadora para las elecciones de octubre próximo, quien por primera vez se refiere ampliamente a la controversia.

"Si alguien o el presidente se ofendió porque le parecía que igualmente no siendo presidenta tenía que ir a ponerle la banda por la tarde... pido disculpas", continuó.

Sin embargo, agregó que no se puede seguir "discutiendo la formas y no discutir lo que está pasando", en referencia a "la situación económica y social" actual del país, que en su opinión "es grave y el Gobierno está preparando un gran ajuste para después de las elecciones que va a ser fatal".

"Ella claramente no tenía en su cabeza entregar el mando. Tiene un problema psicológico, debe creer que todavía tiene el mando de la Argentina", dijo Macri en una entrevista el pasado agosto.

Aquel hecho es ubicado por detractores del kirchnerismo y diversos medios de comunicación como un ejemplo de división de la sociedad por parte del Gobierno de Fernández y de ahondar en la llamada "grieta", como se denomina en Argentina a la fuerte polarización política, profundizada en los últimos años.

Sin embargo, la exmandataria no reconoció haber alentado esa situación.

"Tenemos 200 años de grieta. Yo estoy convencida de que tenemos que hacer un intento de superar esto. 200 años de frustraciones. La grieta no es que se pelean porque uno es kirchnerista o macrista, es porque hay dos modelos de sociedad y de país", aseveró.

"Hay que hacer un diálogo público nacional y significar el país que queremos", indicó, y reconoció pedirlo "a todos", pero fundamentalmente "al presidente, que es quien más responsabilidad tiene" en el país.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha