eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Filipinas vive un tenso cierre de campaña electoral

- PUBLICIDAD -
El hijo del exdictador Marcos, a las puertas de la Vicepresidencia filipina

El hijo del exdictador Marcos, a las puertas de la Vicepresidencia filipina

Filipinas vive hoy un tenso cierre de campaña electoral en el que cuatro de los cinco candidatos a la presidencia del país celebrarán mítines en la capital del país para tratar de ganarse el apoyo de los votantes aun indecisos dos días antes de las elecciones generales.

Se prevé que a los eventos, que tendrán lugar en distintos puntos de Manila, asistan decenas de miles de personas y que paralicen partes de la ciudad.

Rodrigo Duterte, conocido por sus estilo atrabiliario y sus duras políticas contra el crimen, es el candidato presidencial favorito, seguido de la senadora Grace Poe, mientras que otros candidatos son el vicepresiente, Jejomar Binay, la senadora Miriam Defensor y el ministro del Interior, Mar Roxas.

Gran parte de los candidatos a la vicepresidencia, el Senado, el Congreso y en los gobiernos locales también celebrarán hoy el cierre de su campaña, que dará paso mañana a la jornada de reflexión y la votación el lunes.

Los aspirantes a la presidencia han protagonizado continuas acusaciones cruzadas los tres últimos meses, pero la situación de tensión empeoró ayer después de conocerse los resultados de la última encuesta, que indica que el polémico Duterte cuenta con una amplia ventaja en la carrera hacia la presidencia.

Según la muestra, Duterte obtendría un 33 % de los sufragios, mientras que su inmediata perseguidora, la senadora Poe recibiría un 22 % de los votos.

Ante esos resultados, el actual presidente de Filipinas, Benigno Aquino, que considera que Duterte no sería un buen jefe de Estado, instó ayer al resto de los candidatos a unirse en contra del favorito, idea respaldada por el titular del Interior.

"Llamo a la unidad, a la decencia, a la democracia y al Estado de derecho", afirmó ayer el candidato Mar Roxas en una rueda de prensa que convocó con carácter urgente para pedir a los filipinos que no votaran a Duterte.

Para sus contrincantes, Duterte, que promete que acabará con la delincuencia y la corrupción en menos de 6 meses, tiene un carácter dictatorial y ha sido fuertemente criticado por defender radicales métodos de lucha contra el crimen, como ejecutar a delincuentes y drogadictos.

"La incertidumbre y el fantasma de la dictadura amenazan a nuestro país una vez más", añadió Roxas, considerado el sucesor de Aquino.

Otros candidatos, como Poe, también han acusado de dictatorial al aspirante que las encuestas sitúan a la cabeza de la carrera hacia la presidencia.

Roxas planteó públicamente a Poe iniciar conversaciones para tratar de impedir que Duterte gane las elecciones, pero la senadora de momento ha rechazado la propuesta.

Mas de 54 millones de filipinos están llamados a las urnas el próximo 9 de mayo para elegir a su presidente, vicepresidente y senadores para un mandato de seis años, y congresistas, gobernadores provinciales, alcaldes y gobiernos locales para un mandato de tres años.

El nuevo jefe del Estado reemplazará al actual, Benigno Aquino (2010-2016), para un mandato único de seis años en una ceremonia de investidura que se llevará a cabo el 30 de junio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha