Focos

Filipinas acusará de terrorismo a los dos detenidos por el atentado fallido

- PUBLICIDAD -
Filipinas acusará de terrorismo a los dos detenidos por el atentado fallido

Filipinas acusará de terrorismo a los dos detenidos por el atentado fallido

La Policía de Filipinas anunció hoy que imputará cargos de conspiración para cometer acto terrorista a los dos detenidos por el intento de atentado con bomba del pasado lunes cerca de la embajada de Estados Unidos en Manila.

El jefe de la Policía, Ronald dela Rosa, aseguró que uno de los detenidos había confesado ser uno de los autores del atentado frustrado, y añadió que están buscando a otros tres sospechosos, a los que vinculó con el grupo yihadista Ansar al Jalifa.

"Estamos buscando a tres personas más que siguen en libertad", explicó dela Rosa en una rueda de prensa en la sede de la Policía en la que exhibió a los dos sospechosos, detenidos entre el martes y el miércoles.

El jefe de la Policía afirmó que inicialmente los detenidos intentaron atentar en el céntrico Parque de Rizal, conocido como Luneta.

Sin embargo, agregó, decidieron trasladar la bomba a Roxas Boulevard, una importante avenida en la que se encuentra la embajada estadounidense, donde fue encontrada el lunes a primera hora y detonada poco después por los artificieros.

"Sabemos que estaban intentando detonar la bomba mientras la Policía estaba respondiendo a la situación", dijo el jefe policial.

Según dela Rosa, la acción fue perpetrada por miembros de Ansar Al Jalifa, a los que calificó como aliados del también yihadista Grupo Maute, con la intención de llamar la atención del Estado Islámico (EI).

"Ansar Al Jalifa quiere ser reconocido por el EI porque quieren apoyo internacional", señaló el jefe de la Policía.

Dela Rosa afirmó que la Policía de Manila se encuentra actualmente en alerta máxima, por lo que los ciudadanos deben esperar fuertes controles en las carreteras, un aumento de presencia policial y la posibilidad de numerosos registros.

"Estamos intentando hacer todo lo posible para proteger a nuestro país, pero no podemos garantizar que este incidente no se repita", dijo.

Asimismo, volvió a pedir a los manileños que permanezcan alerta, pero también llamó a la calma.

"Hay que permanecer alerta y tener cuidado, pero no entréis en pánico, relajaos y disfrutad de las Navidades", aseveró.

El pasado lunes, una empleada del servicio de limpieza municipal encontró a primera hora del día un paquete sospechoso, que resultó ser un artefacto explosivo formado por un móvil y un mortero de 81 milímetros, detonado poco después por la policía.

Tras el suceso, la Policía dijo sospechar de la formación rebelde islamista Grupo Maute, ya que se había utilizado una bomba similar en el atentado de Davao del pasado septiembre, que dejó 14 muertos y cerca de 70 heridos.

Filipinas vive un conflicto separatista islámico en el sur del país desde hace cuatro décadas que ha causado entre 100.000 y 150.000 muertos y ha paralizado el desarrollo de una región rica en recursos naturales.

Aunque el Gobierno filipino firmó un acuerdo de paz con el Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI), otros grupos rebeldes, como Abu Sayyaf, el Grupo Maute o los Luchadores por la Liberación Islámica del Bangsamoro (BIFF) permanecen activos en la zona.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha