eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Financiación e inversiones, las urgencias de las comunidades para un nuevo gobierno

- PUBLICIDAD -
Financiación e inversiones, las urgencias de las comunidades para un nuevo gobierno

Financiación e inversiones, las urgencias de las comunidades para un nuevo gobierno

La demora en la formación de nuevo gobierno también afecta al orden de las mesas de muchos consejeros autonómicos, donde empiezan a acumularse montones de papeles con reclamaciones urgentes, en especial un nuevo modelo de financiación y la inversión en infraestructuras.

Efe se ha puesto en contacto con los gobiernos regionales para precisar cuáles son los asuntos que quieren abordar con el nuevo gobierno en cuanto éste se constituya, lo que por el momento no se atisba por el horizonte más allá de las probabilidades: Mariano Rajoy ha fijado el 2 de agosto como posible arranque del debate de investidura, pero no es seguro que se presente.

Así que por los despachos de los consejeros y presidentes autonómicos puede percibirse la misma incertidumbre con la que empezó el año, tras las elecciones del 20 de diciembre.

El propio Rajoy ha destacado que las comunidades necesitan que haya gobierno más pronto que tarde para saber con qué techo de gasto van a contar, y así, para saber los límites de sus presupuestos, mientras que en Cataluña no cesan los ecos del plan independentista, lo que obligará al próximo gobierno a abordar sin dilación el modelo territorial (o una hipotética reforma constitucional).

Pero sí hay un asunto que los gobiernos regionales, en particular sus consejeros de Hacienda, quieren negociar cuanto antes, ése el modelo de financiación.

El presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, lo ha considerado un asunto de "urgencia nacional", y aunque no con las mismas palabras, es la sensación que trasladan los ejecutivos de Cataluña, Madrid, Aragón, Andalucía, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha o La Rioja.

Sobre tema tan controvertido está trabajando un grupo de expertos elegidos por el Ministerio de Hacienda y por las comunidades con la finalidad de trazar las vías por las que hacer circular la nueva financiación.

Como el Gobierno poco puede hacer al estar en funciones, el ministro Cristóbal Montoro abogó por esta idea ante la presión de los presidentes autonómicos, con los que se reunió entre los pasados meses de marzo y abril para analizar el estado de unas cuentas sometidas a los objetivos de déficit y a las inyecciones del FLA.

Si hay una comunidad contundente en esta reclamación, ésa es la Comunidad Valenciana.

El Gobierno del socialista Ximo Puig pide una financiación y unas inversiones "justas" para asegurar "la viabilidad" de la Comunitat, y para ilustrarlo, el propio presidente dio el pasado jueves un dato: en 2014 perdió 1.290 millones por no tener la misma financiación que la media de las autonomías.

Baleares y Canarias, por su parte, apelan a su insularidad para demandar la actualización de sus regímenes económicos y la recuperación de inversiones.

Revisar el convenio económico y ajustar recaudaciones tributarias es la principal petición de Navarra.

Por tanto, es evidente que la modificación del modelo de financiación autonómica será una de las líneas primeras de cualquier agenda política; he hecho, ya es un eje del documento con el que el PP desea negociar la investidura de Rajoy.

AVE, REY DE INFRAESTRUCTURAS

La inversión en infraestructuras, ahora que más que de crisis se habla de consolidar la recuperación, es la otra gran demanda de las comunidades, sobre todo si tiene que ver con vías ferroviarias, trenes, y muy particularmente, con la alta velocidad.

Extremadura, por ejemplo, aboga por un Pacto del Ferrocarril que le acerque a la red AVE, objetivo que con variantes persiguen Castilla-La Mancha (para llegar a Talavera), Asturias (variante de Pajares), Galicia (siguen avanzando las obras), La Rioja, Euskadi o Cantabria, en este caso para cubrir el trayecto Madrid-Santander en unas tres horas.

Hablando de trenes y vías, el Gobierno de Cristina Cifuentes quiere unir la estación de Atocha (nudo central de la alta velocidad) con el aeropuerto Adolfo Suárez mediante conexión ferroviaria rápida.

Asimismo, Aragón pondrá énfasis en la importancia de construir en el norte un entramado ferroviario que tenga a Zaragoza como nudo, en tanto que Cataluña y la Comunidad Valenciana recuerdan la trascendencia del Corredor Mediterráneo.

OTRAS DEMANDAS PRIORITARIAS

La historia de una comunidad, la orografía, e incluso el clima, pueden marcar las reclamaciones de un gobierno autonómico, como por ejemplo Castilla-La Mancha, Aragón o Murcia, que ven en la política hidrológica un factor esencial para su sostenibilidad, y así se lo harán ver al nuevo gobierno.

Castilla y León y Asturias ponen el acento en el cumplimiento del Plan del Carbón, y Canarias y Baleares en lograr tarifas más ventajosas para los vuelos entre islas.

El Gobierno vasco, por su parte, mantiene su Plan de Paz como objetivo primordial, así como la revisión de la política penitenciaria, en tanto que la Generalitat de Cataluña sigue su hoja de ruta hacia la independencia.

Y está la Dependencia, caballo de batalla de Andalucía, Asturias, La Rioja o Galicia, porque consideran que no les llega la cuota de inversión que correspondería al Estado.

Quedan fuera un sinfín de demandas, así que los nuevos ministros deberán dejar espacio en sus mesas para que quepan esos montones de papeles que apenas caben ya en las mesas de los consejeros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha