eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fiscal de Guatemala: la violencia sexual de la guerra ya no está oculta

- PUBLICIDAD -
Fiscal de Guatemala: la violencia sexual de la guerra ya no está oculta

Fiscal de Guatemala: la violencia sexual de la guerra ya no está oculta

La Fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana, destacó hoy ante las Naciones Unidas que la violencia sexual cometida durante el conflicto armado interno en contra de las mujeres, a pesar de seguir siendo un desafío en materia de Justicia, ha dejado de estar oculta.

"En Guatemala, durante muchos años la violencia sexual ha sido una dimensión oculta de la guerra", pero en los últimos años se han realizado "esfuerzos significativos en la lucha contra la impunidad y en acercar la Justicia a la población, incluyendo la Justicia de transición", manifestó Aldana.

Durante su discurso, pronunciado en el marco de la reunión anual del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo sobre Fortalecimiento del Estado de derecho en situaciones de crisis, la jefa del Ministerio Público (MP) recordó cómo Guatemala sufrió un enfrentamiento armado interno (1960-1996) donde se cometieron "de forma sistemática y generalizada graves violaciones a los derechos humanos".

La Comisión para el Esclarecimiento Histórico, auspiciada por Naciones Unidas, registró un total de 200.000 víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, y concluyó que el 83 % de las víctimas pertenecía a pueblos indígenas mayas y que las mujeres sufrieron "formas específicas de violencia de género".

"En todo el mundo miles de mujeres han sido víctimas de violencia sexual en situaciones de conflicto armado. La violencia sexual en estos contextos se configura como un instrumento de degradación de las víctimas desde su identidad sexual y una forma de violencia hacia la comunidad a través del daño a la intimidad de las mujeres", resumió la fiscal.

Acto seguido, Aldana recordó el caso Sepur Zarco, en el que se logró la primera sentencia condenatoria por crímenes de lesa humanidad en forma de violencia sexual, esclavitud doméstica y sexual contra dos exmilitares, acusados a 120 y 240 años de prisión.

"El caso Sepur Zarco, como otros casos que están siendo impulsados en Guatemala, integran cabalmente muchos de los elementos y principios de la justicia de transición que acorde a la definición de Naciones Unidas representa", como son "Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición".

En toda la labor desarrollada en Guatemala, Aldana alabó el papel que desde el 2010 jugó el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo apoyando este trabajo, como "un gran aliado".

A pesar de todos los avances, reconoció que "la lucha contra la impunidad de los casos de violencia contra la mujer no se agota en Guatemala únicamente con los casos del pasado".

"La violencia contra las mujeres ha sido un continuum que encuentra muchas raíces en el enfrentamiento armado interno y que en la actualidad atraviesa toda la sociedad guatemalteca, con una fuerte cultura patriarcal y machista que deja a las mujeres, niñas y niños vulnerables ante la violencia física, emocional y económica", zanjó la fiscal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha