eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Fiscalía de la CPI incluye matanzas a tiros entre los cargos contra el presidente de Kenia

- PUBLICIDAD -
La Fiscalía de la CPI incluye matanzas a tiros entre los cargos contra el presidente de Kenia

La Fiscalía de la CPI incluye matanzas a tiros entre los cargos contra el presidente de Kenia

La Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) ha añadido matanzas por disparos de bala entre los cargos que se le imputan al presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, elegido el pasado mes de marzo.

El diario local The Standard informó hoy de que la CPI, a través de un nuevo documento, aseguró que las matanzas acontecidas durante la violencia postelectoral keniana de finales de 2007 y principios de 2008 también incluyeron asesinatos a tiros en la meridional localidad keniana de Naivasha.

"Los (miembros de la secta) Mungiki y los jóvenes favorables al Partido de la Unidad Nacional (PNU, coalición del entonces presidente, Mwai Kibaki, acusado de amañar los comicios de 2007) se desplegaron en varias zonas" del Valle de la Falla, explicó el texto del tribunal con sede en La Haya.

En esas zonas, los citados grupos "atacaron a los civiles que tenían por objetivo mediante el uso de varias armas, incluidas pistolas, botellas rotas, machetes, cuchillos y cócteles molotov", agregó el documento.

"Algunas víctimas fueron decapitadas -añadió el texto- y, en algunos casos, los Mungiki y las juventudes pro PNU dispararon a las víctimas y después las descuartizaron para ocultar los tiros".

Asimismo, el nuevo documento responsabiliza únicamente a Uhuru (como se le conoce popularmente, y que significa "Libertad" en swahili) de los supuestos crímenes cometidos durante el conflicto político-tribalista de hace un lustro, tras la retirada de cargos contra el exjefe del Servicio Público, Francis Muthaura.

El pasado mes de marzo, la sala prejudicial de la CPI autorizó la modificación de los cargos, al alegar que las declaraciones de cuatro testigos señalaron que se habían usado rifles G3 y AK-47 en Naivasha.

Uhuru, junto con su ahora vicepresidente, William Ruto, alcanzaron el poder tras una ajustada victoria en las elecciones del pasado 4 de marzo.

Tanto Uhuru -hijo del primer presidente del país, Jomo Kenyatta- como Ruto están imputados por la CPI por crímenes contra la humanidad por su presunta financiación durante la violencia postelectoral de finales de 2007 y principios de 2008, que dejó unos 1.300 muertos y cientos de miles de personas resultaron afectadas.

Los comicios de marzo pasado se desarrollaron en general de forma pacífica, frente a las elecciones de diciembre de 2007, que desembocaron en una ola de violencia político-tribalista, después del supuesto amaño electoral del ya expresidente Mwai Kibaki.

El caos cesó con la firma de un acuerdo, en febrero de 2008, para formar un Gobierno de unidad en el que Kibaki (de la mayoritaria tribu kikuyu) mantuvo la presidencia, y Raila Odinga, de la numerosa comunidad lúo, fue designado primer ministro, un cargo creado "ad hoc".

La crisis condujo a una división en el país que todavía está por cerrarse, y por eso Kenyatta -tercer presidente kikuyu que accede al poder de los cuatro que ha tenido Kenia- abogó durante su investidura por trabajar como líder de "todos los kenianos" y buscar "una paz que promueva la unidad" de Kenia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha