eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fuentes Villota dice que no colocó una bomba en el coche de un policía porque entonces estaba orinando en un jardín

Asegura que nunca se integró en ETA ni ha cometido "acciones violentas" y que se limitó a colaborar trasladando a etarras a citas orgánicas

- PUBLICIDAD -

El presunto etarra Raúl Fuentes Villota, quien llegó a estar en la lista de terroristas más buscados y permaneció huido durante 17 años, ha atribuido al grupo de etarras con los que colaboraba el propósito de colocar una bomba en el vehículo de un policía el 6 de junio de 1991 y ha afirmado que él en ese momento se disponía a "orinar en un jardín" desconociendo cuál era la intención de ese grupo.

Fuentes Villota, para quien la Fiscalía pide 54 años de cárcel por este atentado, ha afirmado este miércoles en el juicio celebrado en la Audiencia Nacional que nunca ha formado parte de ETA, sino que se ha limitado a realizar labores de colaboración con la banda terrorista trasladando a sus miembros a citas y acciones, de las cuales desconocía su objetivo. El Ministerio Público le acusa de delitos de pertenencia a banda arma, atentado, depósito de armas de guerra y tenencia de explosivos.

No obstante, el etarra Germán Urizar, uno de los miembros del comando 'Matalaz' responsable de este atentado, ha señalado que Fuentes se "integró" en el grupo terrorista y realizó labores de vigilancia mientras otros llevaban a cabo las acciones, si bien desconocía de qué se trataban. En aquella época Fuentes no era un miembro "activo" porque dedicaba gran parte de su tiempo a estudiar euskera en un centro.

"Conocía nuestra militancia y supongo que sabía que íbamos a hacer algo aunque no supiera el qué", ha respondido al tribunal cuando le ha instado a aclarar si Fuentes sabía qué tenía que vigilar el día en que el comando intentó colocar un artefacto explosivo en el coche de un policía en Barakaldo (Vizcaya).

Urizar de Paz ha declarado en calidad de testigo al igual que el etarra Raúl Alonso y ambos han indicado que Fuentes no participó en ningún cursillo sobre el manejo de armas y explosivos. Raúl Alonso Álvarez ha declarado que este solo colaboró en los traslados y se ha desdicho de la declaración que prestó ante el juez instructor cuando dijo que sí integró el comando. "Yo en ese momento estaba más despistado que la leche", ha alegado.

ME GUARDÉ EN UN BOLSILLO LA PISTOLA QUE ME DIO UN ETARRA

Durante el juicio, el acusado ha reconocido haber trasladado a varios etarras entre octubre de 1990 y junio de 1991 después de que estos se lo pidieran al conocer que tenía coche y carné de conducir. Ha indicado que en ningún momento ha realizado "acciones violentas" y que no sabía los atentados en los que se implicaba este grupo, sobre el cual desconocía que se hiciera llamar 'Matalaz'.

Según ha dicho, durante ese tiempo no tuvo a su disposición armas ni explosivos ni tampoco colaboró en la construcción de ningún zulo. En concreto, ha relatado que el 6 de junio de 1991 trasladó a este grupo de etarras a Barakaldo y cuando ellos fueron a preparar su acción, él salió del coche porque "tenía ganas" de orinar.

"Fui a mear en unos jardines porque no había nadie en la calle. De repente, vinieron corriendo con la cara asustada y Jon Mirena me dio una pistola envuelta en un pañuelo para que la guardara en la guantera. Yo me la metí en el bolsillo de la chamarra mientras nos perseguía gente y nos detuvieron", ha indicado, mientras hablaba de "personas y gente con armas" que les perseguían evitando mencionar la palabra policías.

Raúl Fuentes se ha sentado en el banquillo de los acusados por integrar junto a otras cuatro personas --Jon Mirena San Pedro, Raúl Alonso Álvarez, Germán Urizae y Asier Quintana-- el comando 'Matalaz', talde de apoyo del comando 'Vizcaya'. Fuentes Villota huyó de España en 1995 tras cumplir prisión provisional y fue arrestado en 2012 en Liverpool (Reino Unido).

La Fiscalía explica en su escrito que el acusado fue detenido en Barakaldo junto al resto de miembros de su talde el 6 junio de 1991, cuando intentaban colocar un artefacto explosivo en el vehículo de un policía nacional.

En el coche que emplearon los miembros del comando para realizar su acción, propiedad del padre de Fuentes, se localizó la bomba y tres pistolas. Posteriormente la Policía encontró en distintos zulos subfusiles y granadas. En sus domicilios se incautó información sobre policías, guardia civiles y traficantes de drogas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha