eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Fundadores de Ciudadanos piden el pacto con Rajoy: “Rivera está cometiendo un error"

Dos de los padres de Ciudadanos, el periodista y escritor Arcadi Espada y el catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras, critican la estrategia de Albert Rivera y el veto a Rajoy

"No podemos meternos en la vida de otros partidos en cuestión de nombres. Rivera está cometiendo un error. Yo creo que debe haber pactos y Gobierno lo más rápido posible", afirma De Carreras

54 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El candidato de Ciutadans, Albert Rivera (2d), junto al jurista Francesc de Carreras (d), durante el acto central de campaña de su partido celebrado hoy en el Teatro Villarroel de Barcelona, el 20/11/2010.

Albert Rivera, junto al jurista Francesc de Carreras, durante un acto en Barcelona. EFE/Alejandro García

Dos de los padres de Ciudadanos, firmantes del manifiesto fundacional del partido, el periodista y escritor catalán Arcadi Espada, y el catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona Francesc de Carreras, creen que Albert Rivera se equivoca vetando a Mariano Rajoy, que comete "un error infantil", según Espada. Los dos opinan que el líder de Ciudadanos debe dar un giro en su estrategia cuanto antes y dejar que el PP gobierne. Incluso abogan por que se implique en el Gobierno.

En conversación con eldiario.es, lo primero que hacen es dejar claro que hablan "a título personal", sin ningún tipo de coordinación con el resto del grupo que apoyó el nacimiento de lo que en un principio se denominó Ciutadans-Partido de la Ciudadanía, como Albert Boadella, Félix de Azúa, Teresa Giménez Barbat o Félix Ovejero junto con ellos dos. Espada ni siquiera está afiliado a Ciudadanos, mientras De Carreras sí.

Antes de entrar en materia, Espada envía un recado al portavoz parlamentario del partido, Juan Carlos Girauta, que ha recriminado a varios de los fundadores por opinar en los medios de comunicación cuando "no tienen ningún cargo orgánico". "Aunque en eso último acierta, haría bien Girauta y el partido en escuchar a personas que hablan sobre ellos porque a lo mejor dicen algo que les interesa", replica.

Durante la conversación con los dos queda patente las coincidencias que comparten en muchas cosas. Entre ellas, la necesidad de que tanto el PSOE como Ciudadanos deben aparcar sus intereses para que haya cuanto antes un Gobierno del PP al haber sido el partido más votado. Por ello, piden a Rivera que levante el veto al líder conservador ya que consideran que es un "grave error" mantenerlo.

El más categórico es Arcadi Espada: "Rivera está cometiendo un error infantil vetando a alguien incluso antes de las elecciones. Es un veto absurdo porque en realidad está vetando a ocho millones de personas que han dado su apoyo a una persona a la que él está recomendando vetar". "No tiene razón y no veo que eso figurase en el programa del partido. Fue una ocurrencia de los dirigentes del partido antes de las elecciones y como cualquier otra cuestión está sometida al juicio de las circunstancias", opina el escritor.

De Carreras apunta: "No se debe decir a otro partido el candidato que debe tener. Rivera está cometiendo un error. No podemos meternos en la vida de otros partidos en cuestión de nombres, por lo menos de esa manera y públicamente”.

"Yo creo que debe haber pactos y Gobierno lo más rápido posible. Pero esos pactos deben de ser sobre programas y políticas concretas, y no sobre nombres". La única explicación que ve el catedrático a este empecinamiento de Rivera es que "quizá tenga un plan para decir que le vetan de entrada para poder negociar. Eso ya no lo sé".

Las culpas y críticas a que pueda haber un nuevo bloqueo institucional las dirigen también contra el PSOE: "Mariano Rajoy, nos guste o no nos guste, ha ganado las elecciones y tiene el derecho a gobernar. Y harían bien el PSOE y Ciudadanos y Cristo y la madre en olvidarse de este asunto y dejar que Rajoy sea nombrado presidente del Gobierno". "Acabemos de una vez con esta burda y sucia tragicomedia española que lo único que hace es devolvernos nuestro escaso gusto por la autoestima", señala Espada.

No obstante, tanto el escritor como el catedrático constitucionalista ven "muy difícil", por no decir casi imposible, que Pedro Sánchez acceda a entrar en un Gobierno y formar un gran pacto entre los tres partidos. "Yo dudo mucho que el PSOE quiera entrar en ese Gobierno", explica De Carreras, "aunque no sería mala cosa". Lo lógico, por tanto, y a juicio de ambos, sería que los socialistas facilitaran el Gobierno de Rajoy "con una abstención".

Sobre la posibilidad de que Rivera se integre en el Gobierno,  Arcadi Espada lo tiene claro: "Sí, debería, desde luego. Si despeja esta incógnita pueril del veto, Rivera debería comprometerse firmemente en la gobernabilidad para tratar de modernizar el programa del PP y de darle un sentido regenerador respecto a las prácticas abusivas que algunos miembros de ese partido presuntamente han tenido", asegura. ¿Como vicepresidente? "De vicepresidente o de lo que sea. Lo que importan son las políticas que se hagan. Pero apoyo que se comprometan al máximo nivel si esa es su voluntad", responde Espada.

De Carreras se muestra más reservado en este punto. "Yo en eso no tengo en estos momentos una clara opinión. Cuando se abra la negociación, se verá si eso es posible o no. Depende de los pactos a los que se llegue y de lo que hagan otros partidos", señala, porque si al final los socialistas anunciaran que se abstienen, "Ciudadanos no resuelve ningún pacto. Al ser un partido menor, es solo un aditamento", opina.

Contra el PNV

Lo que ninguno de los dos ve con buenos ojos es que el PNV forme parte de ese hipotético pacto. "A mí no me gustaría ver a Ciudadanos comprometido en un Gobierno con nacionalistas, es incompatible con cualquier fórmula de nacionalismo. Creo que en esto Rivera acierta", dice Espada.

Francesc de Carreras apostilla: "Yo tengo muchas dudas de que el PNV quiera entrar en eso. Primero, porque tiene unas elecciones dentro de tres o cuatro meses, y, segundo, porque para Ciudadanos es un añadido difícil, igual que para el PNV también lo es entrar a un pacto con Ciudadanos".

Arcadi Espada, por su parte, resta importancia a los bandazos que está dando el partido y a los cambios de opinión de Rivera. "El campeón en cambiar de opinión sobre asuntos de una gravedad extrema para la gobernabilidad de cualquier país ha sido Pablo Iglesias. Ha pasado de ser el defensor de personajes absolutamente lamentables a convertirse en un socialdemócrata convencional".

El escritor da mayor importancia a que el líder enfocara la campaña electoral pidiendo implícitamente a Rajoy que diera un paso a un lado. "No podemos decirle a ocho millones de españoles que den un paso a un lado. Como tampoco puedo entender que esto se haya convertido en materia de discurso periodístico, lo que demuestra que éste es un país completamente ridículo". Pero también critica a Rivera por otro aspecto concreto de su campaña. "Ha estado muy marcada por una suerte de complejo. Me da la sensación de que ha olvidado que el problema catalán no es catalán sino que es un clarísimo problema español y como tal debería haber sido tratado por todos los partidos y por Ciudadanos también cuando es el principal problema político de la España contemporánea".

Espada, además, opina que el pacto que firmó con Pedro Sánchez le perjudicó. "Fue un pacto puramente ornamental que no tenía ninguna sustancia. Una operación propagandística que le ha costado votos en el caladero natural que es el centro".

Los dos fundadores de Ciudadanos aseguran que no han trasladado sus opiniones a Rivera, por lo que niegan "presiones" sobre el líder del partido. Pero insisten en que no debe permitirse que haya unas terceras elecciones "porque nos aproximaríamos a lo peor que le puede pasar a un país que es ni ser bueno ni ser malo, sino ser ridículo", dice Espada", mientras Francesc de Carreras apunta que "el mandato de los españoles es que quieren que haya gobierno. Así que se tienen que apañar los políticos, son ellos los que tienen el deber de ponerse de acuerdo. Ya lo tenían la otra vez".

"Yo no contemplo que haya unas nuevas elecciones - añade, convencido, De Carreras-. No puede seguir el Gobierno en funciones más tiempo. El 1 de agosto debe de haber gobierno. No podemos estar así, afectados por el  Brexit y por todas las turbulencias financieras". Por ello, el catedrático apuesta por una legislatura "normal", "quizás pactando una moción de confianza a los dos años para ver si se ha cumplido el programa de Gobierno".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha