eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gabriel (CUP) se abre a negociar los Presupuestos pero sin "carta blanca" al Govern

Desgrana sus peticiones para las cuentas y la exigencia de un referéndum binario

- PUBLICIDAD -
Gabriel (CUP) se abre a negociar los Presupuestos pero sin "carta blanca" al Govern

La diputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel ha respondido este jueves al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que el 'sí' del grupo a la cuestión de confianza no es una "carta blanca" a los Presupuestos 2017, aunque se abre a construirlos con el Govern.

En su discurso ha contestado a Puigdemont, que el miércoles avisó de que no hace falta que apoye su cuestión de confianza quien no esté dispuesto a apoyar las cuentas: "Nunca hemos renunciado a dar apoyo a los Presupuestos. Por eso estuvimos negociando los anteriores hasta el último momento", ha dicho Gabriel sobre el proyecto de cuentas 2016, que tumbó la cámara y que la CUP no apoyó.

"Por eso no rechazamos de entrada los Presupuestos, pero apoyar la cuestión de confianza no les da carta blanca para aprobar unos presupuestos en que no creemos", y ha advertido de que volverán a rechazarlos si son como los de 2016.

Ha avisado al presidente de que otorgarle la confianza no les debe dar pie a "emprender una presión política que pretenda obligar a alguien" a aprobar las cuentas.

De hecho, Gabriel ha hablado de construir conjuntamente las finanzas públicas, para avanzar en una legislatura cuyo propósito es el ejercicio del derecho de autodeterminación, pero ha insistido: "No votaremos unos presupuestos antes de verlos".

Ha dicho compartir con el presidente que las finanzas públicas son un elemento clave en el final de la legislatura, pero advierte de que deben formar parte de la "cadena de confianzas" entre los 'cupaires' y el propio Puigdemont.

Por eso, le ha avisado de que el proceso independentista debe ir "más allá de un cambio de banderas y de legisladores y gobernantes" y mostrarse como un proyecto económico social y cultural para las mayorías, y que nazca de esas mismas mayorías.

Deben ser unos presupuestos "para ganar el referéndum asociado a un proyecto para las mayorías y no para beneficiar y proteger los intereses de unas élites a menudo corruptas", a las que Gabriel ha atribuido un papel en el bloqueo del derecho de autodeterminación.

IMPUESTOS A LOS RICOS

Así, ha concretado que las cuentas deben ir encaradas a las distribución de la riqueza, "donde se exija una tributación más alta al que más tiene": es un argumento que, en la contrarréplica a Puigdemont, ha aclarado que no forma parte del ideario 'cupaire', sino que lo respalda el 70% de la población según el Centre d'Estudis d'Opinió (CEO).

Han adelantado que en esos presupuestos habrá que revertir los recortes, las privatizaciones y las "políticas nefastas por las que se han impuesto los beneficios privados".

"Un día peligró la independencia porque se confundió el mandato del 27S con aprobar operaciones especulativas, vacías de interés social", ha añadido en referencia velada al proyecto BCN World.

"LA VÍA PACTADA ES COSA VUESTRA"

Ha descartado sumarse a la propuesta que lanzó Puigdemont de intentar acordar un referéndum con el Estado, porque ha afirmado que no habrá vía pactada: "La vía pactada es cosa vuestra. Mientras tanto, mantendremos el tensor de la determinación, que es el de la unilateralidad".

Ha recordado que la CUP pidió un referéndum como instrumento y ha advertido de que no hay sustitutivos: "Ni proceso participativo ni consulta popular ni otras elecciones plebiscitarias ni elecciones constituyentes".

"El referéndum es dar a la gente de este país la posibilidad de expresarse en el marco de una pregunta binaria: '¿Quiere que Cataluña se convierta un Estado independiente? Sí o no".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha