eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El amor por Galicia y Angrois protagonizan las Medallas que entrega la Xunta

- PUBLICIDAD -
El amor por Galicia y Angrois protagonizan las Medallas que entrega la Xunta

El amor por Galicia y Angrois protagonizan las Medallas que entrega la Xunta

Las víctimas de Angrois han vuelto a tener hoy un reconocimiento en la emotiva ceremonia de entrega de las Medallas de Galicia 2016, al estar en boca de varios de los premiados y del presidente de la Xunta, en un acto que ha estado marcado por un profundo sentimiento galleguista.

El acto, celebrado en la Ciudad de la Cultura, en la víspera del Día de Galicia y jornada en la que se cumplen tres años del trágico accidente ferroviario, el mandatario gallego ha señalado que hoy se rememora de nuevo la noche de hace tres años en la que perdimos a más de ochenta personas, "muchos gallegos y otros que querían venir a Galicia y que aunque llegaron a las puertas, se fueron para siempre".

Un emotivo recuerdo al que se sumaron también el escultor Francisco Leiro y los músicos de Los Suaves.

El primero en recibir la distinción ha sido, Manuel Gallego Jorreto, doctor en Arquitectura, que desempeñó durante más de dos décadas el papel de profesor en el Departamento de Proyectos Arquitectónicos y Urbanismos de la Universidad de A Coruña y es reconocido por edificios como el Mercado de Santa Lucía de A Coruña, el Museo de Bellas Artes de la ciudad herculina o el complejo presidencial de la Xunta en Monte Pío, residencia oficial del jefe del Ejecutivo gallego.

Con exquisita humildad, ha admitido que este premio lo deja "un poco abrumado, por lo que representa", ya que se refiere a Galicia que "es nuestra realidad" la que "nos provoca sueños, sinsabores y esperanzas", y que además supone "un reconocimiento también a la arquitectura y la importancia que tiene".

Otra de las Medallas de Oro de Galicia 2016 ha sido para el cambadés Francisco Leiro, una de las principales referencias de la escultura gallega, representante de España en 1985 en la Bienal de Sao Paulo, y que desde el año siguiente ha expuesto de forma regular en Arco (Madrid), Italia, Francia o Nueva York.

Muchas de sus obras son iconos reconocidos de algunas ciudades gallegas y españolas, como el 'Sireno' de la Puerta del Sol de Vigo, el 'Homenaje a Castelao' de la Alameda de Santiago o el 'Astronauta' de Valdemoro, en Madrid.

"Es un honor recibir esta medalla, quiero compartir este honor con todos los artistas y creadores gallegos de mi generación" que, ha recordado, intentaron poner a la cultura gallega a la altura de las corrientes internacionales del momento.

Un reconocimiento muy especial para él que, "como tantos gallegos, no hice más que trabajar", destacó el escultor.

También el catedrático de Filología Románica por la Universidad de Barcelona y catedrático de Filología Gallega, Basilio Losada, ha sido premiado este año. Emigrante a Cataluña desde muy joven, Losada Castro se convirtió, a través de la enseñanza universitaria, en referencia de la cultura gallega en esta comunidad desde los años 60.

De este modo, Basilio Losada Castro, ha admitido que, a pesar de su avanzada edad y larga trayectoria, el concedido hoy es "el honor más alto que yo recibí en mi vida", ya que supone que Galicia le devuelve una parte que perdió al irse de la Comunidad. "Salí de Galicia con cinco años y nunca más volví a vivir aquí, soñaba con este país, a partir su creación máxima, lo que hicimos los gallegos a lo largo de mil años, y que tenga mil años más de vida", ha subrayado en referencia a la lengua gallega, el legado más relevante de la Comunidad.

Finalmente, la lista de homenajeados de este año se cerró con el grupo orensano Los Suaves, banda que ha actuado con grupos como Los Ramones o The Rolling Stones.

El bajista, Charlie Domínguez, ha sido el encargado de agradecer el premio ya que el líder de la banda, Yosi Domínguez, sufrió ayer un percance que lo tiene hospitalizado, con una "herida de guerra" como la definió el otro integrante.

Así, el bajista de la banda ha asegurado que el de hoy es "uno de los mejores días que les puede pasar a una persona", ser reconocido por una tierra a la que quieren tanto, una medalla que aunque se retiran del mundo de la música a finales de este año, defenderán con "orgullo, honestidad y lealtad".

"Siempre Suaves, siempre en Galiza", ha finalizado.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que ha cerrado el acto, ha rememorado que la talla de los premiados acredita que "lejos quedan" los tiempos en los que Galicia no era casi nunca protagonista, ya que estamos ante un momento en el que "toma cuerpo un patriotismo gallego, humano, próximo, nada dogmático y cosmopolita" bien diferente -ha remarcado- al que considera una "amenaza a lo que sea distinto".

El patriotismo que representan los premiados y "esa forma de entender la identidad y la pertenencia" a Galicia como "un valor especial en los tiempos en los que nos está tocando vivir" son características fundamentales de los galardonados.

El máximo mandatario gallego, ha enmarcado así a Galicia como una parte del mundo, que comparte con los territorios semejantes una "realidad esperanzadora y difícil, ilusionante y también incierta" que, al igual que el proyecto europeo, también padece "crisis humanitarias" y desafíos como los de "la intolerancia terrorista".

"Los temas gallegos están impregnados de la misma problemática que preocupa a países parecidos a nosotros", ha continuado Feijóo, que pidió "no incurrir" en la equivocación que supone pensar que Galicia "tiene una fórmula magistral" para resolver los mismos.

Pero, indicó, para ser más fuertes, la tierra gallega, de igual forma que los premiados en esta jornada no quieren romper con sus raíces y tradiciones.

"Ninguna de las partes de nuestra tierra quiere romper con la otra, sino complementarse" y por ello -ha destacado- "hay un común denominador en los distinguidos hoy, innovan sin romper ni menospreciar la tradición" ya que "somos un país de continuidades".

"Los gallegos aprendimos durante nuestra andanza por la historia que los pueblos aparentemente pequeños no están condenados a ser pequeños sin son capaces de tejer redes de cooperación y colaboración", ha puntualizado el presidente autonómico, que ha alertado sobre la opción de pretender "caminar en solitario" ya que ello, significaría "retroceder, ser vulnerables y estar a la merced de las adversidades".

El acto ha contado con una nutrida representación de autoridades, entre ellas los conselleiros de la Xunta, el delegado del Gobierno, el Arzobispo de Santiago y el alcalde, quien el año pasado no asistió a la entrega de estos premios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha