eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Garzón afirma que para frenar el avance de la extrema derecha "la izquierda debe ser parte de las clases populares"

El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Alberto Garzón, ha afirmado que para derrotar el avance de la extrema derecha y el fascismo en la Unión Europea, la izquierda debe "no sólo estar con las clases populares, sino que también debe ser parte de ellas".

- PUBLICIDAD -

Durante su intervención ante el Plenario del V Congreso del Partido de la Izquierda Europea (PIE), Garzón ha recordado que el auge de las formaciones neofascistas es consecuencia "directa" de los efectos devastadores de la globalización financiera y de las políticas neoliberales sobre las clases populares.

Por otro lado, ha afirmado que en la actualidad el capitalismo atraviesa la fase de la globalización, que ha provocado "grandes ganancias para los más ricos de todo el mundo", a la vez que también ha creado "grandes perdedores" en las capas populares de los países europeos y occidentales.

Para Garzón, son estos "perdedores" a los que se dirige la extrema derecha y de los que se está nutriendo. "Estas mismas víctimas de la desindustrialización, de un mercado de trabajo donde ya no son competitivos porque se priman los trabajos más cualificados y por la mayor competencia internacional se convierten así en la base social del negofascismo", ha afirmado el líder de IU.

Garzón cree que es "esencial" que la izquierda haga un diagnóstico económico para entiende cómo han cambiado las estructuras de clase de las sociedades y no caer en equivocaciones. Además, también ha subrayado que la izquierda española ha sabido hacer este análisis y crear así un "muro de contención" frente a la extrema derecha.

Concretamente, ha puntualizado que la izquierda en España ha sabido "canalizar la rabia y la frustración" de la gente "sencilla", que más sufre la crisis del capitalismo. Sin embargo, ha alertado de que todo esto no es "suficiente" porque las sociedades europeas viven una situación de "emergencia social" típica del siglo XIX.

Para Garzón, no se trata sólo de canalizar la rabia y traducir esto en votos, sino que cree que "esta realidad sólo se puede afrontar si se llega a los barrios". "Nuestra propuesta siempre va a ser no una izquierda institucionalizada, no a una izquierda burocratizada, sí a una izquierda radical, que vaya a la raíz de los problemas", ha añadido.

También ha recalcado que la alternativa al capitalismo es el socialismo, que se construye "no sólo en las televisiones y con los discursos, sino en el día a día".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha