eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

'Génova' frena con su propuesta de "doble vuelta" las aspiraciones de algunos barones de implantar primarias

En las filas del partido admiten que es un "híbrido" entre el sistema actual y las primarias y creen que hay que ver cómo funciona

- PUBLICIDAD -
'Génova' frena con su propuesta de "doble vuelta" las aspiraciones de algunos barones de implantar primarias

MADRID 25 (EUROPA PRESS)

La dirección nacional del PP ha frenado por el momento con su propuesta de "doble vuelta" para elegir presidente del partido --a nivel nacional, regional y provincial-- las aspiraciones de algunos cargos territoriales de implantar primarias en el partido.

En este último año, varios dirigentes regionales, sobre todo en Madrid y Valencia, habían defendido públicamente llevar a los Estatutos del PP el modelo 'un militante, un voto' para abrir más el partido a los afiliados.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martinez-Maillo, adelantó hace unos días la iniciativa que llevarán al Congreso Nacional de febrero, según la cuál se instalarán dos urnas en las sedes de toda España: los afiliados inscritos votarán en una urna a los candidatos y en otra, a los compromisarios que les representarán en el congreso. Pasarían a la segunda vuelta quienes lograsen más del 10 por ciento de los votos.

En la segunda vuelta serán los compromisarios los que finalmente elegirán en el congreso del partido. Además, el PP introduce el concepto de mayoría reforzada, por el que propone que haya candidato único si se cumplen tres condiciones: cuando un candidato obtenga más del 50% de los votos, si hay una diferencia de quince puntos entre su candidatura y la siguiente y si el más aclamado consigue más de la mitad de los votos en 30 de las 60 circunscripciones en las que se divide el PP.

UNA PROPUESTA ABIERTA AL ESTUDIO

La propuesta de "doble vuelta" no ha provocado rechazado de entrada. En el PP de Madrid, la presidenta de la Comunidad y de la Gestora, Cristina Cifuentes, cree que avanza de "manera clara" en la idea de 'un militante un voto' y "lo que se viene entendiendo tradicionalmente por primarias". A su juicio, "queda garantizado mediante esa elección que cada afiliado va a poder votar" y es un sistema "mucho más garantista".

Desde Valencia, la coordinadora general del PP de la Comunidad Valenciana (PPCV), Eva Ortiz, considera que es "un paso de apertura", un "cierto avance respecto a la solución anterior de Estatutos". "Nos parece aceptable esa apertura teniendo en cuenta que partíamos de una situación más cerrada. Estamos expectantes a ver la letra pequeña del documento", ha indicado, si bien ha reconocido que lo que más querrían es 'un militante, un voto'.

Por su parte, el presidente de la Junta y del PP de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha mostrado desde hace tiempo partidario de avanzar en fórmulas de mayor participación dentro del PP por ser "positivo" para el partido. La propuesta de Maíllo es "un paso adelante serio" y cree que permitirá también poner remedio a los ejemplos de "mala praxis" en las primarias de otros partidos, que "tampoco son la panacea por sí mismas".

Desde Galicia, creen que se avanza en la participación del afiliado. El secretario general del PP gallego. "Es una propuesta interesante que vale la pena estudiar de forma pausada", ha subrayado el secretario general del PP gallego, Miguel Tellado, si bien ha apelado a conocer en detalle la Ponencia de Estatutos antes de realizar una valoración más concreta.

En el PP vasco, Iñaki Oyarzábal, ha afirmado que el nuevo modelo va en la línea de lo que venían reclamando. "Llevamos un tiempo tratando de llevar a cabo congresos abiertos y participativos de 'un afiliado, un voto', lo que ha dado una mayor capacidad de participación a todos los afiliados", ha dicho.

También la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha aplaudido la decisión. "Habrá debates, enmiendas y contraste de ideas y pareceres para ofrecer a la sociedad un partido desde la centralidad, moderno, con nuevas respuestas y siempre dentro de la defensa de nuestros principios como partido de centro reformista", ha subrayado.

Igualmente, los 'populares' andaluces han apoyado el nuevo sistema. Según la portavoz del PP-A en el Parlamento, Carmen Crespo, están "totalmente de acuerdo" porque supone un modelo "más participativo", pero que no "denosta" la actual fórmula de los compromisarios porque es "muy parecida". A su entender, es "positivo" que los afiliados y compromisarios puedan votar al presidente.

HABRÁ ENMIENDAS DE PRIMARIAS

Diferentes fuentes 'populares' consultadas por Europa Press consideran que esta propuesta ha apaciguado en cierta medida las voces que dentro del PP piden más apertura y participación de los afiliados de la formación.

"Es un híbrido entre las primarias y el sistema actual, que no contenta a nadie al 100 por cien. Y supone una evolución, no una revolución en el PP", resume un dirigente del partido, que cree que hay que dar "una oportunidad" a la nueva fórmula y ver cómo funciona.

Otras fuentes del partido sí que se posicionan en contra de esa "doble vuelta" y piden ir más allá. Por eso, hablan de "chapuza" al entender que se "engaña a los afiliados" que votarán al principio pero no en la vuelta "decisoria", que es la del congreso. Sin embargo, estas fuentes confirman que no presentarán enmiendas en el cónclave para defender su posición.

HENRÍQUEZ DE LUNA SÍ ENMENDARÁ LA NUEVA FÓRMULA

El concejal madrileño y presidente del distrito del barrio de Salamanca, Iñigo Henríquez de Luna, llevará al congreso del PP su tradicional enmienda para instaurar el sistema de primarias, algo que ya hizo sin éxito en los cónclaves de 2008 en Valencia y 2012 en Sevilla.

Eso sí, el edil del PP ha confirmado a Europa Press que adaptará su propuesta a la nueva fórmula que propone Génova, defendiendo que si para la primera vuelta vale el voto de todos los afiliados, por qué en la segunda vuelta no pueden votar también todos ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha