eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de Grecia pone a Irlanda como modelo para salir de la crisis

- PUBLICIDAD -

El primer ministro de Grecia, el conservador Andonis Samarás, aseguró hoy tras reunirse con su homólogo irlandés, Enda Keny, que Irlanda es un ejemplo a seguir para salir de la crisis.

"Grecia seguirá el ejemplo de Irlanda, que desde hace décadas tiene una economía competitiva y que gracias a su competitividad está saliendo de la crisis", afirmó Samarás en la rueda de prensa conjunta.

"Desde 2000 hasta 2009 Grecia redujo su competitividad. Ahora la hemos recuperado y al final del año estaremos en situación mucho mejor que en el año 2000", agregó el primer ministro.

En este sentido, aseguró que Grecia está reduciendo la burocracia y convirtiéndose en un país "hospitalario" para las empresas que quieran invertir a largo plazo, ya que, según dijo, sólo mediante las privatizaciones y las inversiones será posible luchar contra el desempleo.

Samarás se congratuló de que ahora se hable del "éxito griego", sólo un año después de que el tema de conversación principal fuese la "Grexit", es decir, la salida del país del euro.

Una postura compartida por el primer ministro irlandés, según el cual "la opinión de Europa sobre Grecia ha cambiado" y "ahora todo el mundo ve en Grecia un país con estabilidad política".

Durante su reunión, los jefes de gobierno de Grecia y de Irlanda discutieron sobre temas europeos especialmente el desempleo, la unión bancaria, la lucha contra la evasión fiscal y el presupuesto comunitario para el periodo 2014-2020.

"Junto a Enda Kenny luchamos para que la Unión Europea adopte una política que combine medidas de ajuste y medidas que empujen el desarrollo", destacó el primer ministro griego.

Ambos jefes de gobierno se refirieron también a las fricciones de sus gobiernos con los representantes de la troika formada por el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo.

Kenny reconoció que los Ejecutivos deben cumplir los compromisos adquiridos con sus acreedores, pero también tienen el deber de "negociar" con ellos.

Irlanda y Grecia tuvieron que recurrir a sus socios europeos en 2010 para evitar la bancarrota mediante programas de rescate financiero a cambio de draconianos programas de ajustes y reformas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha