eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno y el PSOE no reconocen la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela

- PUBLICIDAD -
El Gobierno y el PSOE no reconocen la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela

El Gobierno y el PSOE no reconocen la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela

El Gobierno y el PSOE han anunciado hoy que no reconocen la Asamblea Nacional Constituyente elegida ayer en Venezuela que requiere, han dicho, de un amplio consenso nacional y han pedido a Nicolás Maduro "un proceso sincero de negociación".

La posición del Gobierno ha sido fijada por el Ministerio de Asuntos Exteriores que en un comunicado ha asegurado que no reconocerá en Venezuela "una Asamblea Constituyente que no sea resultado de un amplio consenso nacional, elegida conforme a reglas democráticas de sufragio universal libre, igual, directo y secreto".

España, afirma el departamento que dirige Alfonso Dastis, lamenta que el Gobierno de Venezuela haya decidido seguir adelante con un proceso constituyente que "no es aceptado por la mayoría de los venezolanos y que conculca principios democráticos esenciales".

El Gobierno condena además los "actos de violencia y represión que han provocado numerosos muertos en las últimas horas" y que se suman a los más de 100 venezolanos fallecidos en protestas generadas "por el deterioro de la situación política y económica y a favor de la democracia en Venezuela".

Así, el Ejecutivo insta a Venezuela a iniciar un "proceso sincero de negociación" con las instituciones democráticas legítimas y constitucionales del país, como la Asamblea Nacional, y que permita un amplio acuerdo que respete el marco constitucional.

Como ya adelantó Mariano Rajoy en su balance del pasado viernes, Exteriores señala que el Gobierno estudiará junto con sus socios de la UE y países amigos de la región "las medidas adicionales que puedan ser efectivas para promover una restauración de la institucionalidad democrática y constitucional".

La respuesta de Venezuela ha sido a través de su embajador en España, Mario Isea, quien ha exigido al Gobierno español que respete el derecho a la autodeterminación de su país, a resolver sus problemas con sus propias leyes y "de manera soberana".

Ha asegurado Isea que las autoridades venezolanas son "respetuosas" con los asuntos internos de España y ha pedido al Gobierno de Rajoy que reflexione sobre la participación "masiva" y "democrática" del pueblo venezolano.

Desde los partidos, la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha lamentado el "estado de violencia" que ha causado en Venezuela numerosos heridos y un total de 105 fallecidos desde que se inició el 1 de abril la oleada de protestas.

En consonancia con el Gobierno, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha asegurado que su formación no reconoce la Asamblea Constituyente y ha reclamado una "salida dialogada a la situación actual" y que el Gobierno de Venezuela inicie "un proceso sincero de negociación".

"Condenamos los actos de violencia y represión que han provocado muertes en las últimas horas", ha asegurado Lastra.

Desde Podemos, su secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, ha considerado que "no hay que echar más leña al fuego" en la crisis de Venezuela, sino "apostar por la paz, el entendimiento y el diálogo" para llegar a la "reconciliación de los venezolanos".

Mayoral ha compartido la postura que el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha mostrado en Twitter al afirmar que muchos medios españoles ensalzan como demócrata a la oposición venezolana, mientras esta "pone bombas contra la policía y da palizas a votantes".

La responsable de Relaciones Internacionales de IU, Marina Albiol, ha felicitado así a la población venezolana por "responder con democracia frente a la violencia, el golpismo y la campaña de miedo protagonizada por las fuerzas opositoras reaccionarias alentadas y apoyadas por EE.UU. y la UE".

El secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha pedido al Gobierno que tome medidas "más contundentes" ante la situación que está viviendo Venezuela, porque, a su juicio, "hay que pedir algo más que declaraciones de condena".

La Asamblea Nacional Constituyente que se eligió ayer en Venezuela con el apoyo único de un sector del chavismo logró el "sorpresivo" respaldo de ocho millones de votantes o un 41,53 % del censo electoral, un resultado que fue celebrado por el Gobierno con anuncios de que "se hará justicia".

Sin embargo, la oposición venezolana no reconoció el resultado y cuestionó las cifras oficiales de participación, calculando que ésta fue de apenas tres millones de personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha