eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno dice que el Rey no deja de cumplir sus funciones por su operación

- PUBLICIDAD -
El Gobierno dice que el Rey no deja de cumplir sus funciones por su operación

El Gobierno dice que el Rey no deja de cumplir sus funciones por su operación

El Gobierno ha aclarado al diputado de ERC Alfred Bosch, ante la operación de cadera a la que el Rey fue sometido el pasado mes de septiembre, que "en ningún momento el jefe del Estado ha dejado de cumplir las funciones que la Constitución le encomienda", reincorporándose "progresivamente" a sus obligaciones.

Don Juan Carlos fue operado el 24 de septiembre para reemplazarle la prótesis de cadera que tenía infectada, intervención que tuvo una segunda fase el pasado 21 de noviembre y cuya convalecencia le obliga a usar muletas para caminar mientras se recupera.

La víspera de su primera entrada en el quirófano, el portavoz de ERC en el Congreso pidió al Ejecutivo información por escrito para saber, entre otras cuestiones, cuánto tiempo pensaba que podía ser "prescindible la figura del jefe del Estado" mientras era sometido a tratamiento médico.

En una respuesta parlamentaria publicada ahora en el Boletín Oficial de las Cortes Generales, y fechada el 6 de noviembre, semanas antes de la segunda operación, el Gobierno explicaba que desde su alta del 1 de octubre y "simultáneamente a su proceso de recuperación", el Monarca se había reincorporado "progresivamente" a sus obligaciones sin que hubiera dejado de cumplir sus funciones.

Bosch también formulaba varias preguntas respecto al coste de la intervención quirúrgica, en un centro privado y a cargo del cirujano Miguel Cabanela, que trabaja en la Clínica Mayo de Minnesota (EEUU), así como al supuesto "trato privilegiado" dispensado al jefe del Estado en su atención sanitaria.

Igualmente quería saber si el Ejecutivo había autorizado que el Rey fuera tratado por un médico de EEUU.

El Gobierno le responde que no tiene que "autorizar ni refrendar decisiones adoptadas por su Majestad el Rey en el ámbito de su vida privada y autonomía personal, en cuestiones tan personales como las relativas a su salud".

Y ello porque de acuerdo con la Constitución, añade, "el objeto del refrendo son los actos del Rey como titular de la Jefatura del Estado, encontrándose excluidos del refrendo todos los actos del Rey que no sean en calidad de jefe del Estado, como los relativos a su vida privada", algo en lo que la doctrina constitucionalista "es unánime", subraya.

Del mismo modo invoca la Carta Magna en cuanto a los gastos que "hubieran podido ocasionarse por la libre elección de médico", ya que esta norma establece que el Rey recibe de los presupuestos estatales una cantidad global para el sostenimiento de su familia y Casa y "distribuye libremente la misma".

Eso sí, hace notar que si en otras ocasiones don Juan Carlos fue atendido por la sanidad pública, se trata de una competencia asumida por las comunidades autónomas, y apostilla que la Ley de Protección de Datos impide la divulgación de información sanitaria de los ciudadanos por ser objeto de especial protección.

Otras cuestiones formuladas por Bosch hacían referencia a la valía de los médicos españoles; "¿Cree el Gobierno español que en la sanidad pública hay buenos traumatólogos cirujanos?", decía una de ellas.

El Ejecutivo se limita a recordarle que "en múltiples ocasiones" ha reiterado "la excelente profesionalidad y preparación de los profesionales sanitarios españoles".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha