eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de unidad creará un nuevo centro de mando para arrebatar Sirte al EI

- PUBLICIDAD -

El gobierno de unidad libio nombrado por el Consejo Presidencial designado por la ONU creará el miércoles un nuevo centro de mando unificado para tratar de liberar la ciudad de Sirte, informó a Efe el coronel Bashir Abu Zafir, jefe del sector fronterizo de Ajdabiya, en el este del país.

Según el oficial, a la operación se sumarán las poderosas milicias de la ciudad de Misrata, la fuerza autónoma que defiende las instalaciones petroleras del este del país y otras tribus del oeste también afín a este gobierno instalado en la capital que carece aún de legitimidad nacional.

Abu Zafir insistió que de la operación quedarán apartadas las fuerzas al mando del conflictivo general Jalifa Hafter, jefe del Ejército regular afín al Parlamento de Tobruk, el reconocido por la comunidad internacional, que también se han concentrado a las puertas de Sirte para hacer frente a los yihadistas que la controlan.

"La guerra contra Dáesh (acrónimo en árabe del grupo yihadista Estado Islámico) será llevada a cabo únicamente por nuestro gobierno. Los intentos de Hafter en dirigir la batalla no es más que una postura política ", indicó.

El denominado gobierno de unidad libio anunció a finales de abril que prepara una ofensiva para liberar Sirte, bajo control yihadista desde junio de 2015, e instó a todas las fuerzas del país a aparcar sus diferencias y sumarse a la misma sin buscar beneficios políticos propios.

Sin embargo, la decisión del antiguo gobierno rebelde en Trípoli de establecer su propio centro de mando militar ha añadido más confusión a la eventual ofensiva, de la que no se conocen detalles y que nadie sabe cuando podría comenzar.

Con el anuncio del gabinete liderado por Jalifa Ghwell son ahora tres los "centros de operaciones" que se preparan de forma descoordinada para el supuesto asalto de la ciudad, de la que varios miles de civiles han huido en los últimos días.

Expertos advierten que la falta de coordinación y los intereses divergentes de los grupos, especialmente de Hafter, amenazan con hacer fracasar la ofensiva y con abrir un nuevo episodio en la actual guerra civil libia.

La descoordinación también favorece a los yihadistas, que ya han comenzado a lanzar ataques en el frente oeste y a buscar aliados en el este, donde han prometido a las tribus una amnistía general si se suman a su causa.

Días atrás, el brazo de propaganda de la rama libia del EI aseguró que su objetivo es celebrar en esa ciudad el mes de ayuno islámico o Ramadán, que comienza a principios de junio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha