eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno chileno pide aclarar denuncias por violencia policial en Valparaíso

- PUBLICIDAD -
Gobierno chileno pide aclarar denuncias por violencia policial en Valparaíso

Gobierno chileno pide aclarar denuncias por violencia policial en Valparaíso

El Gobierno chileno ayudará a esclarecer los casos de dos jóvenes que fueron heridos, presuntamente por Carabineros, durante la manifestación que este jueves se realizó en Valparaíso después de la cuenta pública ante el Congreso que ofreció la presidenta, Michelle Bachelet.

El Ministerio del Interior dijo en un comunicado que "valora" la investigación interna de lo sucedido que realizará Carabineros y que el Gobierno "también proveerá de los recursos necesarios para que los hechos sean rápidamente esclarecidos".

El Ejecutivo indicó que "lamenta profundamente" lo ocurrido a los heridos, Rodrigo Avilés, de 28 años, que está ingresado y en estado grave en un hospital, y a Paulina Estay, de 20, que fue dada de alta este jueves.

Avilés sufrió un traumatismo craneal grave y ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones en el hospital Carlos Van Buren de Valparaíso.

Según testigos del incidente, el joven se golpeó la cabeza con el suelo al ser impactado por un chorro de agua procedente de un vehículo antidisturbios de Carabineros

Carabineros señaló hoy en un comunicado que halló al joven inconsciente en el suelo y atribuyó sus lesiones "a una caída por las condiciones existentes del terreno", aunque abrió una investigación interna para aclarar lo sucedido.

Menos dudas existen en el caso de Paulina Estay, cuya agresión por parte de dos agentes antidisturbios de la Policía uniformada quedó registrada en un vídeo que ha sido profusamente difundido en los medios de comunicación.

Las imágenes muestran cómo la joven trata de alejar a su pareja de un grupo de policías cuando uno de ellos le pega un porrazo en el brazo y otro la empuja con el escudo y la manda al suelo.

La joven se golpeó la cabeza contra el bordillo y quedó semiinconsciente. Ningún policía se interesó por su estado y fue atendida y trasladada al hospital por algunas personas que presenciaron la agresión.

El Gobierno chileno recordó hoy que "el abuso de autoridad es una falta prevista" en el reglamento policial y advirtió que si los antecedentes recopilados "revistieron el carácter de delito", serán puestos a disposición de los organismos competentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha