eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno de Rajoy se lava las manos en el cierre de Canal 9

Sáenz de Santamaría justifica que el fin del canal es una responsabilidad exclusiva de Fabra

- PUBLICIDAD -
El Gobierno identifica 2.700 normas que dificultan la Unidad de Mercado

Mensaje de Santamaría a Fabra: es tu problema, no el nuestro.

El Gobierno apoya la clausura de Canal 9 decretada por Alberto Fabra y se lava las manos en el asunto. La vicepresidenta ha dejado claro este viernes, en la rueda de prensa que sigue al Consejo de Ministros, que el futuro de la RTVV y de sus trabajadores no es competencia del Ejecutivo central sino un asunto que es la responsabilidad exclusiva de la Generalitat valenciana.

"Este Gobierno abrió el abanico por si las CCAA querían gestionar las televisiones autonómicas de forma directa o indirecta", ha afirmado Soraya Sáenz de Santamaría a la pregunta de si el Gobierno se planteó el rescate económico. De esta forma subrayaba que la decisión final ha sido de Fabra y que Mariano Rajoy no tiene ninguna intención de intervenir en el problema.

La número dos del Ejecutivo ha evitado referirse a la petición de ayuda que el president hizo a Rajoy el martes a través de una conversación telefónica. Como publicó eldiario.es, nada más difundirse que el ERE había sido considerado nulo por el tribunal, Fabra llamó a Rajoy para pedir fondos que le permitieran mantener el canal. Ante la negativa, anunció el cierre "innegociable" y justificó que prefería eso "que cerrar colegios u hospitales".

A pesar de que la clausura de Canal 9 ha permitido por primera vez expresar las quejas por la corrupción que ha asolado la comunidad durante años, la vicepresidenta no ha querido contestar si vería con buenos ojos una comisión de investigación parlamentaria que señalara las responsabilidades políticas en el saqueo cometido. Sáenz de Santamaría ha obviado la pregunta y solo ha respondido que las comisiones de los parlamentos autonómicos "no las decide el Gobierno".

No ha habido más explicaciones sobre el fin de una televisión que quedó en manos de la red Gürtel durante años y que fue el altavoz del PP desde 1995. Los espectadores del canal han escuchado por primera vez cómo es la corrupción que corroe las instituciones valencianas porque los trabajadores tomaron el control. Fabra ya ha tomado medidas para que el canal se vaya a negro en un máximo de tres semanas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha