eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno norirlandés suspende sus reuniones en plena crisis política

- PUBLICIDAD -
El Gobierno norirlandés suspende sus reuniones en plena crisis política

El Gobierno norirlandés suspende sus reuniones en plena crisis política

El Gobierno norirlandés de poder compartido entre unionistas y republicanos suspenderá sus reuniones hasta que se resuelva la crisis política desatada tras el asesinato en agosto de un hombre supuestamente a manos del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

La Policía de Irlanda del Norte investiga la posible implicación del IRA en el asesinato en Belfast del exmiembro de esta organización Kevin McGuigan, así como su vinculación con la muerte del antiguo dirigente de la banda Gerard Davison, abatido también a tiros en el sur de la capital norirlandesa el pasado 5 de mayo.

El ministro principal y líder del Partido Democrático Unionista (DUP), Peter Robinson, precisó que no habrá encuentros entre los miembros del Ejecutivo de Belfast salvo "en circunstancias excepcionales".

También se suspenden provisionalmente las reuniones periódicas con el Gobierno de Dublín, indicó.

Robinson, que intentó sin éxito aplazar también el inicio de las actividades de la Asamblea (Parlamento), que regresa hoy del receso estival, argumentó que las instituciones no pueden seguir "como si nada" tras el suceso.

"Un hombre ha sido asesinado a manos de personas vinculadas a un partido de gobierno. Esto es inaceptable", declaró el ministro principal, que no descartó medidas adicionales, incluidas dimisiones.

Mientras tanto, la policía investiga si fueron integrantes del IRA, organización que teóricamente está inactiva desde 2005, los responsables de la muerte de McGuigan.

El Sinn Féin, antiguo brazo político de la banda armada, ha rechazado el análisis policial y asegura que el IRA "ha desaparecido para siempre", al tiempo que la policía reconoce que no hay pruebas de que siga en pie de guerra ni de que ordenara el crimen.

En todo caso, el suceso ha sumido en una crisis política al Gobierno autónomo, en el que ya hay tensiones por las discrepancias sobre la reforma del Estado del bienestar, a cuyo recorte se opone el Sinn Féin.

Robinson dijo hoy que su partido se centrará en intentar resolver esas diferencias en las negociaciones que empiezan mañana entre todos los partidos y que incluirán también la actividad paramilitar.

En estas conversaciones, que se llevan a cabo desde hace meses, participan, además de los partidos norirlandeses, la ministra británica para Irlanda del Norte, Theresa Villiers, y el titular irlandés de Asuntos Exteriores, Charlie Flanagan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha