eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno valora que en 1977 el objetivo era preservar la convivencia nacional

- PUBLICIDAD -

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha dicho hoy que, 40 años después de las primeras elecciones democráticas, España es una "democracia madura", pero sobre todo ha valorado que el objetivo prioritario de la Transición fue preservar la convivencia, "lejos de dogmatismos y de perjuicios paralizantes".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros y con motivo de la conmemoración del 40 aniversario de las elecciones de 1977 el próximo 15 de junio, Méndez de Vigo ha insistido en cómo España ha asentado, en este tiempo, la normalidad democrática, "que no era nada evidente hace 40 años".

El ministro portavoz también se ha referido al "coraje" de la generación de la Transición que propició políticas de entendimiento y fortaleció los consensos básicos nacionales.

"Los españoles pueden estar orgullosos de lo conseguido porque hoy España es una democracia madura con un gran prestigio internacional", ha subrayado el ministro, que ha recordado los "valores y el espíritu que alumbraron el hecho histórico de la Transición".

Desde entonces, ha señalado, "España está viviendo el período de democracia libertad y progreso más largo y brillante de nuestra historia".

Para el portavoz del Gobierno, el gran cambio en este tiempo fue el resultado de las reformas emprendidas, a través del diálogo y el consenso en un permanente proceso de construcción.

Méndez de Vigo ha ilustrado con cifras el gran cambio en estos años y aquí ha informado de que, en este tiempo, el PIB se ha multiplicado por 16, la renta per cápita por 12 y el turismo ha pasado de 40 a 75 millones de visitantes.

También ha comentado que si hace 40 años España exportaba el 13,8 del PIB, hoy el porcentaje está en el 34 por ciento, mientras que el gasto social ha pasado del 15,4 por ciento del PIB al 55,8.

Además ha valorado el impulso en las infraestructuras, la internacionalización de las empresas, la tecnología y las pensiones medias, que se han multiplicado por nueve.

Por ello, Méndez de Vigo ha asegurado que España hoy tiene peso y prestigio internacional, crece y crea empleo como nadie y, además, es un país solidario, integrador, equilibrado social y políticamente y, en definitiva, una democracia madura.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha