eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dos socios del Gobierno griego rechazan los ataques y lecciones de la troika

- PUBLICIDAD -

Los tres partidos que sustentan el Gobierno griego fueron incapaces hoy, de nuevo, de llegar a un acuerdo sobre nuevas medidas de ahorro y rechazaron lo que consideran ataques y lecciones de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La troika, compuesta por la UE, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI "debe cesar sus ataques contra la sociedad griega", denunció tras la reunión Fotis Kuvelis, líder del centro-izquierdista Dimar, el socio minoritario de la coalición de Gobierno que forman también el socialdemócrata Pasok y el conservador Nueva Democracia.

Kuvelis, que anunció que los líderes tendrán que reunirse de nuevo la próxima semana, se refirió así a las exigencias por parte de la troika para que el Gobierno griego cumpla sus compromisos de ahorro.

Por su parte, el dirigente del socialdemócrata Pasok, Evangelos Venizelos, consideró "inadmisible que algunos se permitan dar lecciones a la sociedad griega, como hacen muchas veces los responsables de la troika, porque el pueblo griego ya ha hecho muchos sacrificios".

Venizelos indicó que, de los 11.500 millones de euros que se quieren ahorrar con las nuevas medidas, la troika ya ha aprobado que unos 8.500 millones provengan de recortes de salarios y pensiones, una cantidad que el dirigente socialdemócrata ve excesiva.

"Eso es injusto. Las medidas en esas partidas deben acercarse a los 5.000 millones inicialmente previstos, para que haya una cierta justicia", reclamó Venizelos.

El exministro de Finanzas también anunció que hoy se ha comenzado a discutir una reforma del sistema impositivo que podría aportar 2.000 millones de euros extra a las maltrechas arcas públicas de Grecia.

Venizelos insistió también en que, paralelamente a la aprobación de nuevas estrategias de ahorro, la UE y el FMI aprueben la entrega a Grecia de los 31.500 millones de euros de un nuevo tramo del rescate internacional, un pago que la troika condiciona a que Atenas mantenga su ritmo de reformas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha