eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Gobierno insiste en que es "técnicamente imposible" ofrecer papeletas en braille para las elecciones locales

Compromís-Equo se queja de las "excusas" del Gobierno y le ofrece implantar el voto electrónico como alternativa

- PUBLICIDAD -
El Gobierno insiste en que es "técnicamente imposible" ofrecer papeletas en braille para las elecciones locales

El Gobierno ha señalado que le resulta "técnicamente imposible" ofrecer papeletas en braille en las elecciones municipales del próximo 24 de mayo, dado que se trata de muchos ayuntamientos y con formatos distintos en un plazo muy corto de tiempo y con la premisa de no incurrir en un coste desproporcionado.

Así lo ha indicado el Ejecutivo a preguntas del diputado de Compromís-Equo, Joan Baldoví, quien lamenta las "excusas" y cree que la Administración "sigue viviendo en el siglo XIX".

En esa respuesta, recogida por Europa Press, el Gobierno recuerda que, conforme a la ley, los electores que no sepan leer o que, por discapacidad, estén impedidos para elegir la papeleta o colocarla en el sobran podrán hacerse acompañar a la mesa electoral por una persona de confianza para realizar estas operaciones.

Como alternativa para personas ciegas se añadió también la posibilidad de garantizar el voto secreto mediante el envío de papeletas en braille, pero la ley lo limitó a las elecciones generales (Congreso y Senado), al Parlamento Europeo y a los supuestos de referéndum.

En el caso de las elecciones locales, el Gobierno señala que hay una serie de factores que dificultan la aplicación del sistema de papeletas en braille. Por un lado, se trata del elevado número de procesos concurrentes, con listas en más de 8.100 municipios y casi 3.400 entidades locales menores, además de las autonómicas y supramunicipales.

LAS PAPELETAS SON DISTINTAS

A ello se añade la "complejidad" de la elaboración material de las papeletas, pues en unos casos depende de los ayuntamientos y en otros el Gobierno central y los autonómicos, y además no todas las papeletas son iguales, pues hay siete modelos distintos en función de lo que se somete a elección, y algunas entidades pequeñas requieren listas abiertas.

Todo ello en un escaso margen de tiempo pues la edición de papeleteas requiere esperar a que se resuelvan los recursos contra la proclamación o denegación de candidaturas. Y con el compromiso, establecido en la ley de igualdad de oportunidades y no discriminación de personas con discapacidad, de que el proceso no implique "una carga desproporcionada" por su coste.

Además, el Ejecutivo recuerda que la ONCE tiene afiliadas un total de 70.000 personas ciegas y no todas son susceptibles de utilizar las papeletas en braille porque deben cumplir una serie de requisitos: Tener más de 18 años, saber leer braille y qwue soliciten con antelación el uso de esas papelertas especiales.

Para el Gobierno, todos estos factores llevan a la conclusión de que "es técnicamente imposible utilizar un procedimiento de votación accesible en las elecciones locales" del próximo mes de mayo.

Las explicaciones del Gobierno no han dejado satisfecho al diputado de Compromís-Equio, Joan Baldoví, quien recuerda que las personas con discapacidad visual llevan décadas reivindicando la generalización de las papeletas en braille en todos los comicios.

"ESTÁN EN EL SIGLO XIX"

Baldoví cree que el Gobierno olvida la vía del voto electrónico, que es "una fórmula eficaz, rápida y más económica para poder introducir el voto accesible y privado en las elecciones para las personas invidentes o con diferentes problemas de visión".

"Nos dan una respuesta muy larga, recogiendo muchas leyes y artículos, pero nos demuestran que siguen viviendo en el siglo XIX y que no saben ni son capaces de adaptarse a las nuevas tecnologías del siglo XXI para hacer la democracia realmente accesible a toda la ciudadanía", replica.

De hecho, el diputado de Compromís-Equo ha anunciado que presentará una proposición no de ley en la Cámara Baja para que se ponga en marcha, con carácter de urgencia, la implantación del voto electrónico, "para personas invidentes, para garantizar su total y libre acceso a los procesos democráticos". "El voto electrónico sí que es viable, más que hacer papeletas y además, a la larga, se reduce el coste económico y el coste medioambiental de la impresión de papeletas", sostiene.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha