eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Gobierno valenciano dice que "no hubo ganadores ni perdedores" en la reunión con Rajoy y pide "solidaridad para todos"

Destaca que la revisión del modelo de financiación autonómica "se hará al final poniendo más dinero en el cesto" por parte del Estado

- PUBLICIDAD -
Gobierno valenciano dice que "no hubo ganadores ni perdedores" en la reunión con Rajoy y pide "solidaridad para todos"

El vicepresidente y portavoz del Gobierno valenciano, José Císcar, ha manifestado que "no hubo ganadores ni perdedores" en la reunión sobre el déficit entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y presidentes autonómicos y se ha referido asimismo a la "solidaridad" a la que apeló el dirigente extremeño José Antonio Monago. "Solidaridad sí, pero solidaridad para todos", ha sentenciado.

Así lo ha señalado durante una jornada organizada en Valencia por la entidad Sabadell-Urquijo Banca Privada, en la que ha confiado en que se fijarán objetivos de déficit asimétricos y ha valorado la "predisposición muy favorable" que muestra el Ministerio de Hacienda.

Císcar destaca que "el Gobierno en alguna ocasión ha puesto el acento en la disparidad de situaciones que existen" y que, en ese contexto, "cada situación requiere una solución" diferente.

A su juicio, la reunión de este lunes "sirvió ante todo para acercar posturas" y puede que "en la próxima reunión, si es que se produce, o a través del Consejo de Política Fiscal y Financiera, ya se alcance un acuerdo definitivo" y que sea "satisfactorio para todas las comunidades autónomas, y también para la Comunitat Valenciana", lo que pasa por fijar "un déficit asimétrico", ha insistido.

De la réplica de Monago al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, acerca de que hay "un libro" que se llama Constitución que habla de "solidaridad", ha indicado que "al final Monago lo que pide es solidaridad" y ellos están "totalmente de acuerdo" al ser "la comunidad autónoma que aporta más en estos momentos al conjunto del Estado" respecto a lo que recibe, con una balanza fiscal negativa y financiación per cápita por debajo de la media. "Por tanto, solidaridad sí, pero solidaridad para todos", ha sentenciado.

Císcar reivindica que las autonomías que menos ingresos reciben del Estado tienen "más difícil" el cumplimiento del objetivo marcado y deben "disponer de más margen en el déficit" y ha subrayado que, "precisamente por razones de solidaridad, en este caso por los que menos financiación obtienen del Estado, es por lo que el criterio que ha de ser tenido en cuenta debe ser el del déficit diferenciado".

Además, advierte de que no se trata de "una simple disputa entre comunidades autónomas", sino que este tema "tiene muchísimo calado porque implica asimismo tener más liquidez en 2013 para pagar a los proveedores". "A más déficit, más recursos para poder hacer frente a nuestras obligaciones", ha resumido.

"YA NO SE VAN A EXIGIR ESFUERZOS GENERALES A LOS CIUDADANOS"

En cuanto a si los esfuerzos a los que aludió Fabra implicarán nuevos ajustes, ha indicado que "la gran mayoría de los Expediente de Regulación de Empleo (ERE) están hechos" dentro del proceso de reestructuración del sector público empresarial y que "los ciudadanos de la Comunitat, en 2012, ya han hecho todos los sacrificios y esfuerzos con carácter general más importantes", punto en el que también ha citado las medidas soportadas por los empleados públicos.

Císcar ha defendido que "queda margen para ajustar" en materia de eficiencia y optimización, "teniendo como límite que ya no se van a exigir esfuerzos generales a los ciudadanos como hasta ahora".

El portavoz del Consell ha destacado la importancia de lograr la flexibilización del objetivo de déficit y la inclusión de nuevos conceptos y ámbitos temporales en el plan de pagos a proveedores, aunque ha subrayado que la medida estructural más necesaria para la Comunidad es la mejora de la financiación que percibe del Estado, a la que supedita "alcanzar la sostenibilidad de las cuentas públicas".

GOBIERNO "CONCIENCIADO" DE LA MEJORA A LA COMUNIDAD

Al respecto, asegura que "el Gobierno ya tiene conciencia de que en la próxima revisión del modelo de financiación, la Comunitat Valenciana ha de ser una de las que más incremente" sus fondos, y que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, "está plenamente concienciado, igual que el ministro de Hacienda, de que en ese nuevo modelo la Comunitat tiene que salir claramente mejorada", aunque con el "problema" de que el Gobierno "no tiene recursos adicionales para un modelo que implique poner más dinero".

Opina, no obstante, que "se revisará el modelo, se aplicará con efectos desde el 1 de enero de 2014" y "se hará al final poniendo más dinero en el cesto" por parte del Estado dado que autonomías como la Comunidad Valenciana tienen que "recibir bastante más que ahora" y, de no aportar más fondos, "otras tendrían que perder lo que ahora reciben".

A su juicio, esa posibilidad "explica también que algunos apelen a la solidaridad y a estas cuestiones porque --a su juicio-- están muy nerviosos" dado que implicaría que "los que menos tienen van a subir y para ello, los que más tienen, van a tener que bajar".

En cuanto a la cuantía que exige la Comunidad, ha indicado que pretenden situarse, "como mínimo, en la media de lo que se recibe por habitante en el sistema de financiación en vigor", aunque van a "exigir que sean más" que los 1.050 millones de euros que supondría esa equiparación "para, de alguna manera, compensar esa deuda histórica" y "empezar a reparar ese agravio que sufre la Comunitat".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha