eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Guardia Civil interviene en un pueblo de Ciudad Real para disolver una concentración

- PUBLICIDAD -
La Guardia Civil interviene en un pueblo de Ciudad Real para disolver una concentración

La Guardia Civil interviene en un pueblo de Ciudad Real para disolver una concentración

La Guardia Civil tuvo que intervenir anoche en Piedrabuena (Ciudad Real) para disolver una concentración en la que participaron entre 800 y 1.000 personas, convocada tras la agresión que unas horas antes había sufrido una mujer, supuestamente a manos de otra de raza gitana, según informó a Efe José Luis Cabezas, alcalde de la localidad.

Este municipio, de algo menos de 5.000 habitantes, ha amanecido hoy tranquilo, pero con un discreto dispositivo de vigilancia de la Guardia Civil, después de que ayer a las diez de la noche a través de las redes sociales se convocara una manifestación y una posterior concentración con el fin de pedir que varias familias de este municipio, a las que supuestamente se les considera autores de una ola de robos y agresiones, se marchasen del municipio.

La concentración no autorizada, que obligó a cortar la carretera N-430 durante varias horas, se produjo después de que por la mañana, supuestamente una mujer de etnia gitana, pareja de un vecino también de municipio, agrediera a otra que tuvo que ser traslada al servicio de Urgencias del Hospital General Universitario de Ciudad Real con heridas de distinta consideración.

Según fuentes vecinales consultadas por Efe, que prefieren mantener el anonimato, la agresión se habría producido después de que la víctima le hubiera recriminado a la agresora haber entrado a robar en un establecimiento comercial que regenta un miembro de su familia, tras lo cual, siempre según estas fuentes, se habría producido el enfrentamiento entre ambas, que terminó cuando medió otro vecino.

A lo largo del día de ayer, a través de las redes sociales se convocó una manifestación y una concentración frente a la vivienda en la que varias familias están de okupas, para pedir su expulsión tras acusarles de hurtos, robos y agresiones.

El alcalde de Piedrabuena, José Luis Cabezas, en declaraciones a Efe, ha explicado que desconocen el origen, el motivo o los culpables de esta agresión, y ha señalado que el Ayuntamiento siempre "está en contra de cualquier acto de violencia".

El Ayuntamiento, ha dicho, no ha participado en la convocatoria de esta protesta que "se convocó espontáneamente a través de whatsapp", pero ha reconocido que a título individual y de manera espontánea algún miembro de la corporación acudió a la manifestación.

Ha explicado que la situación que ayer se vivió en el municipio fue muy tensa, debido a que los vecinos del municipio se vienen quejando de robos, que en muchos casos no denuncian, y que "supuestamente se atribuyen a esta familia".

"La tensión acumulada ha acabado colmando la paciencia de los vecinos que ayer se lanzaron a la calle y obligaron a intervenir a la Guardia Civil que pudo controlar la situación y que acabó deteniendo a tres miembros de esta familias", ha señalado.

El alcalde ha comentado que la solución a esta situación pasa por la vía judicial, que es por "donde se deben resolver los conflictos entre ciudadanos".

Finalmente, ha dicho que la disolución de la manifestación llegó tras la detención de estas personas y hoy, ha apuntado, el municipio amanece tranquilo, aunque, con varios coches de la Guardia Civil a la puerta de la vivienda de estas familias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha