Focos

La Guardia Civil explica en Italia con otras policías la operación contra el tráfico de drogas en el Mediterráneo

El comandante de la Guardia Civil Manuel Robles, jefe de Operaciones del Departamento de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa (UCO) ha explicado en Italia junto con otras policías la operación contra el tráfico de drogas en el Mediterráneo con la que se ha desarticulado parcialmente una de las principales vías de financiación del yihadismo.

- PUBLICIDAD -
La Guardia Civil explica en Italia con otras policías la operación contra el tráfico de drogas en el Mediterráneo

El Instituto Armado se ha sumado, de esta forma, a la conferencia de prensa que se ha celebrado este jueves en la sede regional de la Guardia di Finanza italiana en Sicilia. El objetivo ha sido destacar el innovador concepto operativo contra el tráfico internacional de narcóticos en el Mediterráneo denominado internamente 'J.O.T. Rosa de los vientos'.

La operación ha contado con la colaboración de la Guardia Civil y las policías de Francia, Grecia, Italia y Marruecos, además de Europol. El pasado 11 de octubre, el Instituto Armado informó de la intervención de cerca de veinte toneladas de hachís y la detención de 109 personas de una red que usaba buques fletados desde Turquía y también camiones por el Sahel.

En total, han sido cinco los buques de gran calado intervenidos en una operación desarrollada en varias fases en la que, con la coordinación de EUROPOL, han intervenido la Guardia Civil, el Servicio de Aduanas y Policía Nacional de Francia, la Guardia de Finanza y Dirección Central para los Servicios Antidroga de Italia, el Servicio de Guardacostas de Grecia e incluso la DEA de EEUU.

Concretamente se han incautado 97.840 kilos de hachís. También se ha hecho lo propio con 5.000 armas largas y 500.000 cartuchos de munición 9 mm parabellum de un buque con bandera boliviana; así como 6.400 armas largas y 570.000 cartuchos y diez toneladas de nitrato amónico de otro barco de bandera de Togo, en este caso con destino final en la ciudad libia de Misrata, bastión del califato islámico.

La colaboración policial también ha permitido la incautación de más de un millón de dosis de captagón, una droga que es una mezcla de anfetaminas y cafeína, por lo que provoca euforia y reduce el cansancio. Los miembros de Daesh suministran esta droga entre sus terroristas porque consideran que les ayuda a perder la empatía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha