eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Guardias civiles acusados de contrabando reclaman la nulidad de las escuchas

- PUBLICIDAD -
Guardias civiles acusados de contrabando reclaman la nulidad de las escuchas

Guardias civiles acusados de contrabando reclaman la nulidad de las escuchas

Los tres guardias civiles acusados de formar parte de una red dedicada a sacar dinero de España con destino a China han reclamado hoy, en el inicio del juicio, la nulidad de las escuchas a las que fueron sometidos, y que tuvieron origen en un supuesto caso de tráfico de drogas.

La Audiencia Provincial de Valencia ha acogido hoy la primera sesión del juicio a ocho acusados, entre ellos tres guardias civiles que trabajaban en el Aeropuerto de Manises y que supuestamente, a cambio de comisiones, ayudaron al resto de procesados, de origen chino, a eludir los controles de embarque.

Los hechos ocurrieron en verano de 2013, cuando dos de los acusados -un agente y un "correo"- fueron detenidos en los aseos del aeropuerto cuando el primero entregaba al segundo una mochila con 520.000 euros y documentos oficiales de movimiento de efectivo para pasar los controles sin problemas.

La fiscal, que se ha opuesto a la nulidad de actuaciones argumentada por las defensas, reclama para los agentes (un sargento, un subteniente y un guardia) y para el supuesto cabecilla de la trama dieciséis años y medio de cárcel por contrabando, falsedad, pertenencia a grupo criminal y cohecho.

Para el resto de los acusados, el Ministerio Público solicita once años y medio por los mismos delitos, a excepción del de cohecho.

Según el relato de la fiscal, los guardias civiles introdujeron el dinero en la zona restringida para el embarque de viajeros de Manises y allí entregaban el dinero y el documento de pago a quienes viajarían con él a China.

Los procesados habrían actuado de este mismo modo al menos en ocho ocasiones entre el 14 de julio y el 24 de septiembre de 2013, fecha en la que son detenidos y se les incautó más de medio millón de euros.

La investigación policial tiene origen en un supuesto caso de tráfico de drogas, por el cual se ha abierto otra pieza distinta, según han explicado los abogados defensores.

Uno de los guardias procesados lo está también en otra causa por supuesta colaboración en la entrada en España de 55 kilos de cocaína que trajeron dos mujeres desde Santo Domingo a Valencia, vía París, en septiembre de 2012.

Según lo expuesto en la sala por la fiscal, la gendarmería francesa advirtió a las autoridades españolas de que las dos mujeres, únicas pasajeras con destino a Valencia, viajaban con la cocaína dispuesta en cuatro maletas, y que el contenido de las mismas era fácilmente detectable.

A su llegada a Manises uno de los guardias procesados esperaba su llegada, tal y como él mismo (fuera de servicio) explicó a sus compañeros, siempre según el relato del Ministerio Público, y por este motivo se acordó intervenir las comunicaciones de este procesado.

Todas las defensas han coincidido en reclamar la nulidad de las escuchas practicadas, algunas de ellas mediante mecanismos instalados en sus vehículos, por una supuesta vulneración de sus derechos fundamentales, petición que la presidenta de la sala ha anunciado que valorará en su sentencia.

En opinión de los letrados de los guardias civiles, no existen indicios racionales para autorizar las grabaciones a las que fueron sometidos los agentes, y en consecuencia han pedido una sentencia absolutoria para todos los acusados.

Asimismo, han puesto en duda si se cumplió con rigurosidad la cadena de custodia del dinero incautado (520.000 euros) porque inicialmente se contabilizaron 519.900, debido, según la fiscal, a un error en el recuento, que fue subsanado posteriormente.

El juicio se retoma mañana con las declaraciones de los procesados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha