eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Guatemala diseñará una nueva estrategia para enfrentar el narcotráfico

- PUBLICIDAD -
Guatemala diseñará una nueva estrategia para enfrentar el narcotráfico

Guatemala diseñará una nueva estrategia para enfrentar el narcotráfico

Guatemala dio hoy el primer paso para diseñar una nueva estrategia contra el narcotráfico, que puede incluir la legalización de las drogas, aunque con el claro mensaje de que "no romperá de manera unilateral los compromisos internacionales".

Una comisión especial, integrada por altos funcionarios del Gobierno, expertos y representantes de la sociedad civil, se encargará a partir de este viernes de reformar la política interna antidrogas de este país centroamericano para afrontar los nuevos desafíos que conlleva el flagelo del narcotráfico.

El presidente del país, Otto Pérez Molina, quien desde febrero de 2012 impulsa a nivel internacional una iniciativa para buscar nuevas formas de combate al narcotráfico, entre ellas la despenalización de las drogas, instaló la Comisión Nacional para la Reforma de la Política de Drogas.

Esta instancia, explicó, tiene como misión principal diseñar la política de Estado que definirá las estrategias y acciones "más adecuadas" que Guatemala impulsará en el futuro para abordar el tema de las drogas.

Los resultados del trabajo de esa comisión, explicó Pérez Molina, se obtendrán "a mediano y largo plazo", y mientras tanto, dijo, su Gobierno "seguirá con el esfuerzo de buscar, junto a otros países, nuevas estrategias en la lucha contra el narcotráfico".

"Hemos levantado regionalmente en Latinoamérica y en la ONU el debate, y queremos seguir insistiendo, porque creemos que después de 50 años la política que hasta ahora es el 'prohibicionismo' no ha dado los resultados esperados porque no se ha reducido el consumo, la producción y el tráfico", señaló el mandatario.

El canciller guatemalteco, Fernando Carrera, quien presidirá la comisión, explicó que ésta se encargará de evaluar las políticas, planes y estrategias sobre las drogas implementadas en los últimos años a nivel nacional e internacional, así como analizar los marcos jurídicos y las estructuras institucionales vigentes en materia de drogas.

También analizar las iniciativas y propuestas académicas existentes en materia de políticas de drogas, y realizará y apoyará estudios e investigaciones científicas a nivel nacional.

El principal propósito de la comisión, explicó, será dotar al Estado de "los insumos técnicos y las propuestas necesarias para la reforma de la política de drogas y su estrategia de implementación, que tenga una naturaleza integral, multidisciplinaria y respetuosa de los derechos humanos y las libertades fundamentales".

Según Pérez Molina, en el seno de la comisión "deben ser analizados" todos los elementos de la problemática del narcotráfico y todas las propuestas, incluida la despenalización de las drogas, "para tener una política muy clara".

Sin embargo, aclaró Carrera, aunque el tema de la despenalización de la producción, comercialización y consumo de las drogas se tendrá que abordar en la comisión, ello no implica que en ese espacio se vayan a tomar decisiones al respecto.

La legalización el año pasado del consumo de marihuana en Uruguay y varias ciudades de los Estados Unidos, son "avances importantes" a tomar en cuenta, indicó el canciller, pero, subrayó, Guatemala seguirá en la línea actual de combate frontal al narcotráfico y no asumirá decisiones de forma unilateral.

"Estamos de acuerdo en no romper de manera unilateral compromisos internacionales" relacionados con el combate al narcotráfico, agregó Carrera.

En la comisión también participa el ministro del Interior, Mauricio López Bonilla, así como los expertos y académicos en temas de seguridad y prevención, Carmen Rosa de León, Elena Diez Pinto, Salvador Paiz, Carlos Mendoza y Daniel Hearing.

Además contará con el apoyo permanente de paneles de asesores externos, nacionales e internacionales, que aportarán en temas de prevención, reducción de la demanda de drogas, consumo, salud, lavado de activos y geopolítica de las drogas, entre otros.

El Gobierno le atribuye a los narcotraficantes y grupos del crimen organizado el incremento de los niveles de violencia que afectan a este país, que en promedio se cobra cada día la vida de 16 personas.

Durante la última década, células de los poderosos carteles mexicanos de narcotraficantes, aprovechando la debilidad del Estado, se asentaron en territorio guatemalteco para tener control directo de las rutas de trasiego.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha